EFEMadrid

La familia de una anciana con coronavirus usuaria de la residencia Monte Hermoso de Madrid, en la que han muerto una veintena de personas, ha denunciado en el juzgado que el hospital Clínico se niega a su traslado a este centro a pesar de que la doctora de la residencia lo considera necesario al encontrarse mal.

La familia de Juana Hernández, de 86 años, interpuso ayer una denuncia en el Juzgado de Instrucción 20 de Madrid, a la que ha tenido acceso Efe, en la que solicita que "con carácter urgente e inmediato" se traslade a la anciana al hospital para evitar su posible fallecimiento por falta de atención sanitaria adecuada.

El juzgado requirió al hospital y a la residencia informes sobre la anciana y este sábado aún permanece en la residencia, relata a Efe el hijo de Juana, Paco Torres.

La denuncia la interpusieron ayer por la tarde después de recibir una llamada de la residencia en la que les explicaban el empeoramiento del estado de Juana, que fue ingresada el día 17 de marzo en el hospital Clínico con una embolia pulmonar y dio positivo en coronavirus, y recibió el alta el pasado jueves, día 26.

Ese día volvió a la residencia, que es una de las que desinfectaron equipos de limpieza tras detectarse al menos 17 muertes por coronavirus y unos 70 contagios. Le pautaron medicación para su embolia pulmonar.

Pero ayer viernes sobre las dos de la tarde la directora de la residencia les comunicó que estaba peor otra vez, con tos, ruido en los bronquios y un pulmón hinchado, y que había solicitado una ambulancia para que la llevaran de nuevo al hospital "porque no tenía las medidas suficientes" para atenderla, según consta en la denuncia.

Luego les comunicó que no podían trasladarla porque la coordinadora de residencia en el Clínico lo había denegado, lo que en opinión de la familia vulnera el articulo 43 de la Constitución, sobre el derecho a atención sanitaria.

Tras una segunda denegación del traslado la familia de Juana Hernández fue al juzgado de guardia de Plaza de Castilla, que pidió informes al hospital y a la residencia.

El hijo de la afectada asegura a Efe que este informe de la residencia no lo hizo la doctora que solicitó la ambulancia, sino una coordinadora del equipo médico que "ha faltado a la verdad y ha omitido que se pidió ambulancia dos veces y que tuvieron que ponerle oxígeno porque lo tenía bajo".

Hoy sábado Juana no responde a los estímulos, según le cuentan a su hijo, que confía en que sea trasladada al hospital, de donde entienden que, vista la evolución, no tenía que haber recibido el alta.

La Fiscalía Provincial de Madrid incoó el pasado 18 de marzo diligencias de investigación penal a raíz de una denuncia del Defensor del Paciente en relación con el fallecimiento por coronavirus de al menos 17 ancianos en la citada residencia.

Y la Fiscalía General del Estado abrió poco después diligencias para determinar si en algunas residencias de mayores hay ancianos enfermos en malas condiciones de salubridad, así como residentes fallecidos por el coronavirus.