EFEGranada

El ministerio del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha informado hoy de que las dos células del grupo terrorista Dáesh desarticuladas esta pasada madrugada con la detención de dos marroquíes en Madrid y Roda de Ter (Barcelona) eran "totalmente independientes" pero "coordinadas" entre ellas en sus objetivos.

Zoido, que se encuentra en Granada en una visita de carácter privado, ha destacado en declaraciones a los periodistas que los arrestados seguían "de manera incondicional y puntualmente" todas las instrucciones de la organización terrorista.

Ha añadido que su "radicalización" llegaba al extremo de estar dispuestos a atentar "en cualquier momento, lugar y situación".

El titular de Interior, que ha dado por terminada la operación, ha felicitado a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, especialmente a la Policía Nacional que, desde la Brigada General de Información en Madrid y en colaboración directa con la de Barcelona, trabajaban desde hace "bastante tiempo" en esta actuación.

Zoido ha detallado además que los dos detenidos de origen marroquí, de los que no les consta que tuvieran también nacionalidad española, formaban parte de un entramado propagandístico y de captación del Dáesh, organización a la que habían jurado lealtad por considerarse "mártires" de la misma.

Los supuestos terroristas utilizaban de forma habitual internet para recibir instrucciones y para captar a otras personas que pudieran integrarse en la organización terrorista y estaban preparados para atentar contra vidas humanas, ha añadido.

El ministro ha subrayado que la operación de carácter preventivo ha permitido evitar "mucha tragedia" a los españoles, en caso de que finalmente hubieran decidido atentar.