EFEParís

La ministra francesa de Sanidad, Agnès Buzyn, anunció este domingo su dimisión del cargo, tras asumir la candidatura para la alcaldía de París del partido del presidente, Emmanuel Macron, vacante tras la retirada el viernes de Benjamin Griveaux por la difusión de un vídeo de contenido sexual.

Buzyn justificó su renuncia, en una declaración a la prensa, porque su departamento necesita tener al frente a alguien que se dedique plenamente, en un momento en que, además de la crisis por el coronavirus en China, está pendiente la tramitación parlamentaria de la reforma de las pensiones y se multiplican las protestas del personal de los hospitales por la política del Ejecutivo.

Su sustituto como ministro, anunciado poco después con un comunicado del Elíseo, es el diputado del departamento de Isère Olivier Véran, de 39 años.

Véran, que es neurólogo y ha ejercido en el hospital universitario de Grenoble, fue diputado por el Partido Socialista en la anterior legislatura (2012-2017). Volvió a ser elegido en 2017 en esa ocasión con La República en Marcha (LREM), la formación de Macron, de quien ha sido un referente en temas de sanidad.

Su trabajo parlamentario ha estado centrado en la Seguridad Social y destacó por su apoyo a la utilización del cannabis con fines terapéuticos.

Sobre su entrada en la lucha por intentar conquistar el Ayuntamiento de París, Buzyn dijo que se presenta "para ganar" y que lo hace "con corazón, con compromiso, con determinación".

Su gran reto será invertir la tendencia de las encuestas, que auguraban una sonora derrota de Griveaux, que en el mejor de los casos aparecía en tercera posición por detrás de la actual alcaldesa, la socialista Anne Hidalgo, y de la candidata conservadora de Los Republicanos, la exministra Rachida Dati.

Entre otras cosas por la presencia de un pretendiente salido también de LREM, el matemático Cédric Villani, que se presenta por separado pese a que Macron le pidió que no lo hiciera, lo que ha provocado que el partido haya terminado excluyéndolo.

Villani confirmó este domingo, tras saberse que Buzyn se presenta, que mantiene su programa.

El comité ejecutivo de LREM justificó la designación de la hasta ahora ministra de Sanidad porque su candidatura es "la más sólida en la situación inédita que ha vivido la mayoría estos últimos días".

En un comunicado, el partido afirmó que Buzyn procede de la sociedad civil, que ha tenido "una larga carrera como médico y como profesora-investigadora al servicio de sus pacientes", y que en el Ministerio "ha sabido demostrar su conocimiento, su competencia y su sentido de la responsabilidad".