EFEVilagarcía de Arousa

La Guardia Civil disolvió este fin de semana una fiesta ilegal en un velero fondeado frente a A Illa de Arousa con 22 personas a bordo que en su mayoría no llevaban mascarilla ni respetaban la distancia de seguridad, informaron hoy fuentes del instituto armado.

Tras recibir la denuncia de una fiesta con música y mucha gente a bordo de una embarcación, una patrullera del servicio marítimo de la Guardia Civil localizó el velero fondeado en las proximidades de una playa.

Los agentes constataron que en la cubierta había una "importante aglomeración" de gente, concretamente 22 personas, diez más que el pasaje máximo de la embarcación; sin respetar la distancia mínima de seguridad, consumiendo bebidas alcohólicas y sin hacer uso de la mascarilla.

Al proceder a la inspección del velero comprobaron que había sido alquilado por un vecino de Vilanova de Arousa que pese a que se hacía pasar por el patrón del barco, no llegó a presentar ningún título que lo acreditase; carecía del contrato de arrendamiento y tampoco pudo probar que estaba al corriente de pago del seguro de responsabilidad civil obligatorio.

La incidencia concluyó con la disolución de la fiesta y el traslado del velero al muelle de Vilanova de Arousa.

Al mismo tiempo, se formularon las preceptivas denuncias administrativas que se remitieron, por distintas razones de competencia, a la Consellería de Sanidad de la Xunta de Galicia y a la Capitanía Marítima de Vilagarcía de Arousa.