EFEPamplona

El alcalde de Pamplona, Enrique Maya, ha invitado a la ciudadanía a la "prudencia" a la hora de celebrar los "no Sanfermines" de 2020, una cita suspendida por el coronavirus que aun así pondrá el foco mediático en Pamplona, por lo que la imagen de la ciudad debe ser "ejemplar" y trasladarse "al mundo entero".

En conferencia de prensa, Maya ha reconocido la "tristeza" que le produce explicar a los ciudadanos los "extraños" Sanfermines que se vivirán este año, pero ha apelado a la "responsabilidad" que debe primar en la actuación de todos, con "prudencia y sentido común".

Para ello cuenta con el consenso de otros agentes sociales implicados, como las peñas y los bares que han anunciado que no abrirán del 6 al 14 de julio, un gesto que ha agradecido.

Ha incidido en la necesidad de "sensibilizar a la ciudadanía" para que actúe con responsabilidad en las fechas que deberían ser festivas en circunstancias normales y, si bien se ha declarado "como alcalde, profundamente preocupado", también ha dicho "confiar en que la inmensa mayoría de los ciudadanos va a cumplir".

Para ello, el Ayuntamiento de Pamplona ha impulsado una campaña de comunicación con el lema "#Los Viviremos" en 2021, con un folleto que se buzoneará en 100.000 viviendas de Pamplona y su comarca, y un cartel que se exhibirá en comercios y establecimientos hosteleros, con los consejos para evitar la transmisión de la COVID-19 y otras pautas aconsejables en estas circunstancias.

Evitar las aglomeraciones, guardar las distancias, lavarse las manos con frecuencia, respetar los aforos y evitar saludos efusivos son algunas de estas pautas impresas en el dorso de un pequeños cartel con forma de pañuelo rojo de sanfermines, que el alcalde ha animado a exhibir en los balcones y otros elementos de las viviendas.

La campaña se complementa con tres vídeos "breves, emotivos y muy contundentes" en los que envían su mensaje los sanitarios en el primero, una vecina de Pamplona de 81 años en el segundo, y personas ligadas a las fiestas en el tercero.

Además, en recuerdo de los "no Sanfermines", en la Plaza del Castillo se colocará un gran corpóreo de doce metros (una escultura de letras) con el texto #LosViviremos en el que se han incluido las fotos recibidas para la campaña que pedía fotografías a los ciudadanos.

El objetivo de una campaña tan amplia es que el mensaje de que hay que evitar situaciones que puedan llevar a rebrotes de la enfermedad y alargar la crisis sanitaria debe llegar a todas las personas de Pamplona y de otras localidades.

Por esta razón, el alcalde ha recalcado en la rueda de prensa que “estos no Sanfermines son extraños para todos, son tristes, sin duda, pero también son una oportunidad de ser un ejemplo. Ojalá que todos y cada uno de nosotros nos sintamos orgullosos de nuestro comportamiento, de nuestra actitud y de la imagen que vamos a transmitir al mundo durante esos días”.

También ha mostrado su agradecimiento a TVE por aceptar la propuesta del ayuntamiento y emitir un encierro de años anteriores todos los días, del 7 al 14 de julio, a las 8 de la mañana llegando así a cientos de miles de españoles y personas de todo el mundo que cada año tienen esa cita con Pamplona.

La campaña está en consonancia con lo aprobado por todos los grupos municipales en la Comisión de Presidencia del 9 de junio para no incentivar ni apoyar iniciativas que supongan aglomeraciones durante los días de San Fermín.