EFEMadrid

El Congreso ha dado hoy el visto bueno al nombramiento de la periodista Gabriela Cañas como presidenta de la Agencia Efe con el apoyo de la mayoría de los grupos parlamentarios, excepto Vox, que ha votado en contra, y Bildu y ERC que se han abstenido.

Cañas ha comparecido ante la Comisión Constitucional de la Cámara Baja, que ha emitido un dictamen a favor de ese nombramiento al determinar la idoneidad de su candidatura y descartar el conflicto de intereses para el desempeño del cargo, un trámite previo a su nombramiento al frente de la agencia pública de noticias.

Durante su intervención, la periodista Gabriela Cañas, propuesta por el Gobierno para ser la próxima presidenta de la Agencia Efe, ha apostado por la continuidad en las medidas de modernización emprendidas y ha dicho que una de sus prioridades será reforzar la dimensión internacional de la agencia.

"La agencia es en sí misma una historia de éxito y sería arrogante e imprudente por mi parte acometer cambios profundos que pongan en riesgo su brillante trayectoria", ha dicho Cañas.

La periodista, que será la primera mujer en presidir Efe, ha comprometido dos principios de actuación de su mandato:

El primero, atenerse al Estatuto de la Agencia, que explicita en su artículo 66 que "la Dirección garantizará el respeto escrupuloso a la veracidad de cada información, rechazará todo intento de influir en las coberturas o en la orientación informativa y facilitará el derecho de rectificación cuando se demuestre que una noticia no responde a la verdad".

El segundo, cumplir igualmente con la ley 3/2015 reguladora del ejercicio el alto cargo de la Administración General del Estado, cuyo artículo 3 obliga a trabajar por el interés general con integridad, objetividad y transparencia.

Gabriela Cañas, que ha agradecido que se haya fijado en estas "difíciles circunstancias" esta cita parlamentaria, prevista inicialmente para el 12 de marzo, y de ese modo desbloquear la interinidad de Efe desde febrero, ha repasado su currículo de 40 años de profesión periodística y ha destacado es la segunda vez que el Gobierno le propone para un cargo público; entre 2006 y 2008 fue directora general de Información Internacional en la Secretaría de Estado de Comunicación.

Periodista y escritora, nacida en Cuenca y de 63 años, su trayectoria profesional ha estado principalmente vinculada al diario "El País" y, antes de ser propuesta por el Gobierno para dirigir Efe, era la subdirectora de la Escuela de Periodismo UAM-El País. Ha sido corresponsal en Bruselas y París y jefa de las secciones de Madrid y Sociedad.

En el debate de la comisión, algunos de los grupos han reclamado a Cañas explicaciones por el cese del anterior presidente de la Agencia, Fernando Garea, a los 19 meses de su nombramiento, a lo que ha respondido que no conoce los motivos.

José María Espejo, de Cs, ha puesto el acento en la supuesta dependencia que el nombramiento tiene del Gobierno. A esas hipotéticas "presiones inadmisibles" debe resistir la próxima presidenta de la agencia, ha instado el parlamentario, para quien urgen esas explicaciones sobre la destitución de Garea. Una argumentación parecida ha empleado Carlos García Adanero, de UPN.

Desde el PP, la diputada Pilar Marcos, quien también se ha interesado por las causas del cese de Garea, ha pedido neutralidad, independencia y defensa del prestigio de la agencia.

La parlamentaria popular, no obstante, ha preguntado a Cañas si entre sus planes figura un reajuste de la plantilla o si esto ha sido un "encargo" del Gobierno.

Sobre esta cuestión, Cañas ha respondido que "nadie sobra" en Efe, que ya tiene una "mermada plantilla" y en la que hay gente con veteranía "a la que hay que tener en cuenta y con una gran capacidad de adaptación".

Más que críticas, otros grupos, también favorables al nombramiento de la nueva presidenta de Efe, han expresado sus preocupaciones.

Martina Velarde, de Unidas Podemos, ha mencionado el riesgo de una mayor precarización y ha preguntado si se contempla un ERE en la empresa, y acto seguido, ha demandado información sobre la evolución del Plan Estratégico aún en elaboración. En caso de ajustes, ha reclamado que estos afecten a los directivos, no a los trabajadores.

El diputado de Más País, Íñigo Errejón, además de incidir en estas cuestiones, ha abogado por preservar el papel de Efe como un actor fundamental para "el equilibrio de la esfera comunicativa".

Similar posicionamiento ha tenido el grupo socialista por medio de Odón Elorza, aunque en su caso ha defendido la elaboración de unas cuentas "transparentes", la defensa del cometido de la Agencia en la proyección exterior del país y la consolidación de Efe como servicio público y plural, así como por su modernización.

Y todo ello en un contexto de "bulos" y "amarillismo" que debe reforzar aún más el papel de la agencia pública.

ERC y EH Bildu se han abstenido, aunque se han congratulado de que Efe cuente por primera vez en su historia con una mujer al frente.

Vox, por medio del diputado José María Sánchez, ha considerado a Cañas "inidónea" para el cargo por su trayectoria en El País y entre 2006 y 2008 dentro de la Secretaría de Estado de Comunicación.

Gabriela Cañas ha concluido su turno de respuesta a los portavoces asegurando: "Si algo me preocupa de la agencia es su futuro, lo que más me apetece es defender a Efe por encima de cualquier otra cosa", ha concluido. EFE