EFESanta Cruz de Tenerife

El secretario de Estado para la Unión Europea, Juan González-Barba Pera, ha dicho este jueves que la situación de Canarias es "límite" en cuanto a la inmigración, dentro de una "tormenta perfecta" por la crisis económica, social y sanitaria de la pandemia, pero ha sostenido que "hay luz al final del túnel".

Tras reunirse con los miembros de la Mesa del Parlamento de Canarias y de la Junta de Portavoces en el transcurso de una visita institucional a las islas, González-Barba ?ha asegurado ante la prensa que el Gobierno de España tiene entre sus prioridades afrontar de manera satisfactoria esta crisis migratoria.

"Comprendemos la situación de urgencia extrema que vive Canarias y admiramos cómo a pesar de la paralización económica se está acogiendo de manera humanitaria" a las personas que llegan, ha subrayado.

Por pare del Gobierno "seguiremos dando a esta vertiente de esta crisis múltiple la máxima importancia", ha agregado tras reconocer que es "una situación límite" y "especialmente grave".

Pero también "es importante retener el mensaje de que hay luz al final del túnel", ha continuado, y al respecto ha apuntado que con la campaña de vacunación la movilidad va a mejorar "en pocos meses", de manera que "se va a salvar la campaña turística a partir de este verano" en los destinos turísticos españoles.

Esa vacunación junto con la llegada de los fondos europeos "hace que esta sima se perciba como una fase transitoria y que el final será más halagüeño", ha apuntado.

El secretario de Estado para la Unión Europea consideró que esta crisis migratoria afecta a Canarias en un momento en el que ?la política común de migración y asilo "está por hacerse".

Al respecto hay una propuesta de la Comisión Europea "constructiva" pero desequilibrada, a juicio del Gobierno de España, porque el aspecto de "solidaridad" con los países fronteras es "demasiado difuso", en contraste con la responsabilidad "muy detallada" que se les exige.

Además, debe "materializarse" la capacidad del Frontex para su despliegue en los países de origen y tránsito de la migración.

Pese a que es "un momento complicado", González-Barba ha afirmado que en la Comisión Europea "hay la máxima concienciación" y fruto de ello ha sido una ayuda extraordinaria de 42 millones de euros que se hizo llegar al Gobierno de España y al de Canarias en diciembre para los gastos de acogida.

Juan González-Barba Pera ha considerado que Canarias es de las regiones más afectadas por la crisis socioeconómica de la pandemia y por el Brexit, a lo que se suma la crisis migratoria.