EFEMadrid

El Gobierno ha suprimido todos los órganos creados por la Generalitat que tenían como objetivo avanzar en el proceso secesionista, entre ellos el denominado Consejo Asesor para la Transición Nacional, y esperará a que el Tribunal Constitucional se pronuncie sobre otros que están impugnados para eliminarlos.

En aplicación de las medidas adoptadas para Cataluña en virtud del artículo 155 de la Constitución, el Ejecutivo ha decidido que desaparezcan esos órganos creados en aras de un proceso que recuerda que ha sido prohibido por sucesivas sentencias judiciales.

Así, uno de los que ha tenido más relevancia en este proceso ha sido ese Consejo Asesor para la Transición Nacional y ahora llamado Instituto de Estudios para el Autogobierno.

Un órgano que ha sido dirigido por el jurista y exmagistrado del Tribunal Constitucional Carles Viver Pi-Sunyer, investigado por los preparativos del referéndum.

El Gobierno también elimina la Comisión especial sobre la violación de derechos fundamentales en Cataluña y el Patronato Cataluña Mon-Consejo de Diplomacia Pública de Cataluña (DIPLOCAT).

A ellos se suma la Oficina del presidente de la Generalitat, la del vicepresidente y las delegaciones del Gobierno de la Generalitat en el extranjero y en las organizaciones internacionales.

Sin embargo, el decreto aprobado por el Ejecutivo que elimina esos organismos aclara que no se suprimen los que han sido creados por leyes que se encuentran actualmente impugnadas ante el Tribunal Constitucional y sobre las que éste aún no se ha pronunciado definitivamente.

Es el caso, por ejemplo, de la Agencia Tributaria de Cataluña, la Agencia de Ciberseguridad y la Agencia Catalana de Protección Social. EFE

BB/srm