EFEBarcelona

El Govern no tiene "sobre la mesa" convocar elecciones pese a que ello suponga la aplicación del artículo 155 de la Constitución, mientras que el Gobierno ha defendido la legalidad de la medida y el PSOE ha responsabilizado al president Carles Puigdemont de la suerte del autogobierno catalán.

Tras decidir ayer el Gobierno que, en virtud de 155, planteará al Senado cesar a todo el ejecutivo catalán, limitar las funciones del Parlament y asumir las competencias para convocar elecciones catalanas en seis meses, el conseller de Presidencia y portavoz del Govern, Jordi Turull, ha afirmado que en estos momentos "no está sobre la mesa" que Puigdemont convoque elecciones.

En una entrevista en la emisora de radio RAC 1, Turull ha apuntado que el pleno del Parlament que Puigdemont pidió convocar esta semana adoptará una decisión respetuosa con el "mandato del 1 de octubre" y en defensa de las instituciones catalanas.

Por su parte, el conseller de Asuntos Exteriores, Raül Romeva, ha advertido de que "ante el fascismo no valen equidistancias ni concesiones" y ha llamado a defender la República porque, en su opinión, "ya no es solo una opción, sino una absoluta necesidad de supervivencia".

Por parte del Gobierno, el ministro español de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, ha dicho a la BBC que el gobierno sigue "estrictamente las cláusulas de la Constitución" a fin de "restaurar la normalidad y la unidad por el bien de todos los catalanes".

"Un golpe de estado es lo que han hecho el señor (Carles) Puigdemont y su Gobierno. Lo que nosotros estamos haciendo es seguir estrictamente las cláusulas de nuestra Constitución", ha dicho el ministro, quien sobre las imágenes de la intervención de la policía española durante el referendo del pasado día 1 ha observado que "se ha demostrado que muchas de ellas fueron falsas".

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha asegurado que el problema de Cataluña no es España, sino sus malos gobernantes, "aquellos que hacen de la división social, de la confrontación territorial y de la ilegalidad la forma de hacer política".

En la clausura del 13 Congreso regional ordinario del PSOE de Madrid, Sánchez ha dicho que "si el 155 se activa en España dependerá de la decisión última" de Puigdemont y ha asegurado que "nunca ha habido en la historia política de España y singularmente de Cataluña un autogobierno tan intenso y profundo" como el que ha reconocido la Constitución de 1978.

Por su parte, el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, ha advertido hoy de la creación de un "frente amplio" entre el resto de la izquierda -en alusión implícita a Podemos- y ha apostado por mantener el diálogo hasta el próximo viernes, día previsto para el debate en el Senado de las medidas del 155.

La vicesecretaria de Estudios y Programas del PP, Andrea Levy, cree que sería una "buena noticia" que Puigdemont, convocara elecciones en Cataluña, "con garantías y censos fiables",pero desconfía de que "esos sean sus planes".

Desde San Sebastian, el exministro de Sanidad y presidente del PP del País Vasco, Alfonso Alonso, ha pedido al lehendakari, Iñigo Urkullu -quien ayer expresó su rechazo al 155- que "sea responsable" para evitarlo y le ha reclamado que "sea responsable" y que "respalde a la democracia española" porque "es su obligación".

En el mismo acto, el vicesecretario de Política Social y Sectorial del Partido Popular, Javier Maroto ha dicho que Puigdemont, "se ha quedado solo en Europa".

Precisamente el presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, ha afirmado hoy que "ningún país europeo pretende reconocer Cataluña como un Estado independiente" y ha alertado sobre las "pequeñas patrias", que ha considerado "restos del pasado".

Por su parte, el portavoz de Ciudadanos (C's) en el Parlament, Carlos Carrizosa, ha denunciado la situación de "excepción" en que se encuentra la cámara catalana desde hace mes y medio y ha pedido que no se la utilice como "teatro para volver a decir que se proclama la independencia".

Sobre los efectos del anuncio del 155 sobre el PSC, el alcalde socialista de Lleida, Àngel Ros, ha asegurado que "respeta" aunque no "comparte" la decisión de la alcaldesa de Santa Coloma de Gramenet (Barcelona), Núria Parlon, de renunciar a su cargo en la Ejecutiva Federal del PSOE por su desacuerdo con la medida.

Asimismo, el presidente de Aragón, Javier Lambán, confía en que no haya fractura dentro del PSC y esté "a la altura de sus responsabilidades".

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha afirmado que Madrid "quiere" a Barcelona y a los catalanes y ha manifestado su esperanza de que "mediante el diálogo, que nunca se acaba", sea posible resolver pronto el problema y de que queden "satisfechos con el marco jurídico que decidan".

La Asociación de Municipios por la Independencia (AMI) y la Asociación Catalana de Municipios y Comarcas (ACM) promoverán a partir de mañana que los consistorios catalanes aprueben una moción de rechazo a la aplicación del artículo 155 de la Constitución para restaurar el orden constitucional y el Estatut.

La junta de portavoces del Parlament ha sido convocada para mañana por la mañana con el objetivo de fijar la fecha y orden de un pleno que, previsiblemente, se celebrará la próxima semana y en el que se conocerá la respuesta del Govern a la aplicación del artículo 155 de la Constitución.