EFEBarcelona

Hoteles y restaurantes de lujo barceloneses tratan de capear la crisis del coronavirus, que ha vaciado la ciudad de turistas y obligado a cerrar al público los locales de restauración, lanzando ofertas innovadoras como pernoctaciones gratis y servicio de comida a domicilio, para intentar llegar al público local.

El sector hotelero, uno de los más afectados por la pandemia, ha adaptado sus servicios en los últimos meses para tratar de compensar la drástica caída de turistas, abriendo sus restaurantes, piscinas, salones y otros espacios al consumidor local y extremando los descuentos para salvar la temporada.

El Eurostars Grand Marina, establecimiento de cinco estrellas gran lujo situado en la zona del World Trade Center de Barcelona, ha dado un paso más y ha lanzado la campaña "Ven a cenar y te invitamos a dormir", con la que quiere atraer al turismo local, ahora que la ciudad ha quedado prácticamente desierta de turistas internacionales.

Así, la compañía hotelera invita a los catalanes a disfrutar de una escapada aunando restauración y pernoctación a un precio especial de 120 euros por pareja.

El precio, muy inferior al que habitualmente cuesta una habitación en este lujoso hotel, incluye una cena para dos personas en el restaurante 'Aire de Mar' y una estancia en habitación 'Deluxe' con desayuno incluido.

El menú incluye una copa de bienvenida y platos de temporada y ligados a esta época del año, como un surtido de quesos artesanos catalanes, un salteado de setas con yema de huevo o una crema de calabaza y boniato.

Esta oferta, válida para residentes en Cataluña, estará vigente para estancias hasta el próximo 22 de noviembre, según ha informado el Eurostars Grand Marina, que pertenece a la cadena hotelera Hotusa y cuenta con un total de 273 habitaciones.

Los restaurantes de lujo de Barcelona también están haciendo lo posible por sortear el cierre del sector decretado por el Govern para atajar los contagios de covid-19, impulsando nuevos servicios como el reparto de comida a domicilio.

Así lo ha hecho el legendario restaurante Windsor de Barcelona, ubicado en la calle Còrsega, que ofrece la posibilidad de realizar encargos a través de la web y el teléfono y enviarlos a domicilio.

El Windsor, uno de los locales más emblemáticos de L'Eixample, ha lanzado este nuevo servicio de reparto a domicilio para su menú "Tradicions", compuesto por recetas de cocina catalana, y algunos de sus platos más emblemáticos.

"La otra vertiente de la carta de Restaurante Windsor, basada en una cocina contemporánea y sofisticada que se renueva con gran frecuencia siguiendo la temporada, solo seguirá para el consumo en el mismo restaurante cuando reabra, ya que la complejidad de su presentación no podría ser preservada con un servicio de reparto", explican los responsables del establecimiento.

También el Semproniana, el restaurante barcelonés de Ada Parellada, el Cinc Sentits -una estrella Michelin- o el Nectari del chef Jordi Esteve, que tuvo con una estrella Michelin de 2012 a 2018, ofrecen actualmente servicio a domicilio, una iniciativa a la que se han sumado muchos otros locales de reconocido prestigio de la ciudad para poder seguir trabajando, ante la imposibilidad de abrir sus salones a la clientela.

Gemma Bastida