EFEBudapest

El Parlamento húngaro comenzó hoy a debatir una propuesta de ley del Gobierno conservador para poder internar a todos los refugiados en centros especiales mientras se tramita su petición de asilo, algo que según varias ONG viola la legislación de la Unión Europea.

"La propuesta del Gobierno haría general el asentamiento de todos los solicitantes, incluyendo a los menores, en zonas de tránsito, lo que no se atiene a la legislación comunitaria", denunció hoy en un comunicado la ONG húngara de derechos de los refugiados Menedék (Asilo).

Menedék recuerda que la propuesta también prevé llevar a los menores de entre 14 y 18 años a las zonas de tránsito pero deja en el aire si Hungría respetará "las normas obligatorias de asilo de la Unión Europea, que consideran que los intereses del niño son los más importantes".

Esa reforma significaría, según esta organización, acabar con el Estado de derecho y el sistema de asilo en el país, por el que en 2015 pasaron cientos de miles de refugiados en ruta hacia países ricos de la Unión Europea.

Según el Gobierno, que ha vinculado la llegada de refugiados con el terrorismo, la medida sirve a los intereses del país pero también de toda Europa.

La reforma plantea internar a los refugiados en zonas de tránsito en la frontera sur del país, donde se realizarían todos los trámites y juicios relacionados con las peticiones de asilo.

Otra ONG, el Comité Helsinki, aseguró recientemente que "ni el derecho comunitario, ni el Convenio Europeo de Derechos Humanos, ni la legislación húngara permiten la detención en masa de solicitantes de asilo sin un trato personal y sin justificación".

Se espera que la ley entre en vigor a finales de la primavera, después del trámite parlamentario.

Antes de 2013, cuando llegaban muchos menos refugiados, la detención de solicitantes de asilo en centros de internamiento era una práctica casi automática en Hungría y sólo terminó por la presión de la Comisión Europea, la ONU y el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.