EFEMadrid

El número de desempleados en Cataluña aumentó en 17.665 personas durante el último trimestre de 2017, cifra ocho veces superior a los 2.564 parados registrados en el mismo periodo del año anterior, un alza que desde Empleo han achacado a la crisis política en la región.

El secretario de Estado de Empleo, Juan Pablo Riesgo, ha explicado durante la rueda de prensa para comentar los datos del paro y afiliación a la Seguridad Social del mes de diciembre que "más preocupante" ha sido la evolución del empleo en la región durante los tres últimos meses del año.

Así, ha detallado que, mientras que en el último trimestre de 2016 se crearon 10.859 empleos, este año se han destruido 2.188.

Por su parte, el secretario de Estado de Seguridad Social, Tomás Burgos, ha asegurado que en Cataluña se está produciendo una ralentización o estabilizacion de la evolución en el sistema de la Seguridad Social, con especial incidencia en el régimen de autónomos (RETA), donde se produce un descenso.

"Cataluña no suma" en cuanto al número de autónomos en diciembre, ha asegurado Burgos, quien no obstante ha añadido que este comportamiento está en línea con el registrado a nivel nacional y que puede estar afectado también por la entrada en vigor de la nueva ley del trabajo autónomo desde comienzos de este año.

"Parece evidente que con la entrada en vigor de la nueva ley es posible que algunas de las altas que se producen habitualmente diciembre se hayan visto ralentizadas para poder acogerse a los nuevos incentivos", ha dicho Burgos.

Esto se debe a que la nueva ley introduce elemento de flexibilidad, de protección social y de apoyo a la contratación significativo de nuevos autónomos, ha añadido.

Según Burgos, el descenso del número de autónomos en 6.202 personas durante diciembre, se ha concentrado en los sectores de la construcción y el comercio.