EFEVitoria/Madrid

El PP ha respaldado hoy de forma cerrada la decisión del Gobierno de destituir al Govern, disolver el parlamento y convocar elecciones en Cataluña el 21 de diciembre como "la mejor de la medidas" para llamar a urnas "de verdad" a todos los catalanes y para el retorno de la legalidad.

En declaraciones a los medios de comunicación antes de participar en un acto de su partido en Vitoria, el vicesecretario de Política Social y Sectorial del PP, Javier Maroto, ha respaldado las medidas adoptadas en aplicación del artículo 155 de la Constitución tras la declaración unilateral de independencia de Cataluña y ha puesto en valor que se hayan convocado unas elecciones en un breve espacio de tiempo: "Es un medida muy rápida, hablamos de diciembre".

Ha resaltado que ahora sí serán "urnas de verdad", para "todos los catalanes", para "devolver la normalidad democrática" y la "legalidad" a Cataluña.

Además, se ha mostrado convencido de que "muchos catalanes", también dentro del nacionalismo, "van a dar un paso al frente" para "decir sí a la legalidad y a la democracia" y a un "nuevo gobierno que respete la ley en Cataluña".

Maroto también ha puesto el acento en la "unidad política" que han logrado estas medias y ha destacado que los dirigentes de los diferentes partidos que han "arropado" al Gobierno en este "paso difícil" han sabido anteponer lo que les une a lo que les que divide.

"Eso hace grande al país y sin duda también pasará a la historia", ha enfatizado Maroto, quien ha añadido que "a los hombres de Estado se le mide en los momentos difíciles" y ha opinado que ayer el "Estado estuvo a la altura".

El vicesecretario ha mostrado su deseo de que todas las medidas adoptadas por el Gobierno se lleven a cabo con la "máxima normalidad" porque el objetivo, ha insistido, es devolver la "legalidad" a Cataluña.

Y ha asegurado que lo sucedido ayer en el Parlamento catalán es la culminación de un proceso que no tiene "ninguna lógica", que solo ha generado división entre los catalanes y el "empobrecimiento" de una comunidad referente.

Por su parte, dirigentes del PP como el vicesecretario general de Comunicación, Pablo Casado, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, han participado en una concentración en la plaza de Colón de Madrid para defender la unidad de España.

Como un "auténtico golpe de Estado" contra el Estado de derecho, contra la legalidad y contra la propia Cataluña ha definido Cifuentes la proclamación de ayer en el Parlament.

Casado ha expresado un mensaje de "tranquilidad y de esperanza" a todos los catalanes y todos los españoles: "Cataluña no es independiente y España sigue unida".

Ha remarcado que, frente a la "cobardía" del gobierno de la Generalitat, el Gobierno ha llamado a las urnas en un marco legal "absolutamente garantista". También que los partidos independentistas podrán concurrir en libertad en los comicios y presentar su proyecto político.

En un comité ejecutivo extraordinario, el Partido Popular de Cataluña (PPC) ha decidido "por aclamación" que Xavier García Albiol sea el candidato a la Generalitat el próximo 21 de diciembre, una decisión que tendrá que aprobar de manera definitiva el comité electoral nacional que preside Alicia Sánchez-Camacho.

El propio Albiol ha avisado de que las únicas elecciones "serias y reales" son las que ha convocado el presidente, Mariano Rajoy, en alusión a diferentes informaciones publicadas en las últimas horas sobre la posibilidad de que el cesado Carles Puigdemont convocara de forma paralela unas elecciones constituyentes.

"Si el exgobierno catalán se quiere reunir donde quiera y quiere convocar elecciones paralelas, me parece genial: nos sentaremos en frente del televisor y lo miraremos", ha ironizado Albiol.