EFELas Palmas de Gran Canaria

El presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres (PSOE), ha destituido este miércoles a la consejera de Sanidad, su compañera de partido Teresa Cruz, en plena crisis por la pandemia de coronavirus, han confirmado a Efe fuentes oficiales del Ejecutivo.

A partir de esta noche, se hace cargo del departamento de Sanidad de la comunidad autónoma el consejero de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad y portavoz del Ejecutivo, Julio Pérez (PSOE).

La situación de Teresa Cruz era inestable en el Gobierno desde hace meses, incluso antes de que se declarase el primer caso de coronavirus en España -precisamente en Canarias, en La Gomera- porque algunos miembros del cuatripartito que apoya a Torres (PSOE, NC, Podemos y ASG) discrepaban de cómo había enfocado su gestión.

Teresa Cruz fue la primera consejera de España que tuvo que lidiar con un caso de coronavirus -el 30 de enero, protagonizado por un turista alemán en La Gomera-, y la primera en enfrentarse al reto de poner a un hotel completo en cuarentena -en Tenerife, porque se había detectado que una pareja italiana tenía la enfermedad- y también ha sido la primera en caer en esta emergencia sanitaria.

La ya exresponsable de Sanidad recordada sus decisiones en ambos episodios -el positivo de La Gomera y la cuarentena en el hotel de Adeje- hace solo 24 horas, cuando ya circulaba abiertamente que podía haber perdido la confianza del presidente del Gobierno.

Todo ello se producía después de que Torres confiara la coordinación del Comité de Gestión de la Emergencia Sanitaria a Conrado Domínguez, el director del Servicio Canario de la Salud que cesó en el cargo cuando Teresa Cruz asumió la Consejería, la mano derecha del titular del departamento en el Gobierno de Fernando Clavijo, José Manuel Baltar.

En dos entrevistas concedidas a La Diez Capital Radio Tenerife y el diario "La Provincia", Cruz se quejaba de que había "ciertos intereses particulares" que le querían "mover la silla", pero también enfatizaba con ironía que habían sido sus decisiones de "inexperta" las que habían ayudado a que Canarias fuera el territorio de España, tras Ceuta, con menos casos de coronavirus en proporción a su población (las islas han terminado este miércoles con una cifra acumulada de positivos de 784, con 24 fallecimientos).

Y a la pregunta directa de cómo iba a ser su convivencia con el nuevo coordinador del Comité de Gestión de la Emergencia Sanitaria en Canarias, la ya exconsejera presumía de que las órdenes las daba ella, porque Conrado Domínguez era solo "un asesor".

Sus declaraciones en esas dos entrevistas pueden haber precipitado su destitución, según han reconocido a Efe fuentes políticas, porque en el Ejecutivo no ha gustado que Cruz se atribuyera en solitario el mérito de decisiones que, como poco, habían sido colectivas.

La destitución de Cruz llega también en medio de las críticas de varios colectivos sanitarios por cómo se estaba enfocando la gestión de la epidemia de coronavirus, centradas en la falta de medios.

Pero, sobre todo, esas críticas hacían hincapié en que Canarias es una de las comunidades autónomas del país con mayor porcentaje de sanitarios infectados: en las islas, el 20 % de las personas que se han contagiado de Covid-19 son profesionales de la sanidad.

El presidente Torres ofrece esta noche una entrevista en Televisión Canarias (21.30 horas, hora insular) en la que se espera que explique los motivos de su decisión.