EFECopenhague

El presidente del Parlamento sueco, Andreas Norlén, ha aplazado al miércoles la nominación de un candidato a primer ministro por las dudas sobre el apoyo a un gobierno del socialdemócrata Stefan Löfven sostenido por el centroderecha.

Löfven alcanzó el viernes un pacto con centristas y liberales para gobernar en minoría con los ecologistas y aislar al ultraderechista Demócratas de Suecia (SD), pero el Partido de Izquierda, cuya abstención es necesaria en la votación parlamentaria, condicionó hoy su respaldo a concesiones políticas.

Estaba previsto que Löfven fuese nominado hoy tras las reuniones del presidente del Parlamento con los líderes políticos y se votase el miércoles, pero Norlén decidió retrasar el proceso dos días.

"Si varios líderes políticos me piden un poco más de tiempo y ello implica que se puede solucionar la cuestión de la formación de gobierno, no puedo negarme", dijo en rueda de prensa Norlén, quien mostró su desagrado por que Suecia siga sin gabinete cuatro meses después de las elecciones generales.

El líder del Partido de Izquierda, Jonas Sjöstedt, había criticado que el pacto deje expresamente fuera de "cualquier influencia" a su formación y aseguró que no se abstendrá si no hay concesiones, aunque no aclaró de qué tipo.

"Si no cambia la situación, no vamos a poder votar amarillo (abstención), no es posible", avanzó en rueda de prensa Sjöstedt, quien reveló que ha mantenido varios contactos con Löfven desde anoche y que usará los próximos "días y horas" para encontrar una solución.

Sjöstedt reiteró que Löfven sigue siendo su candidato a primer ministro y que acepta que acuerde una colaboración presupuestaria con el centroderecha, pero no que su partido quede marginado, condición impuesta por centristas y liberales.

Suecia vive una anómala situación política por el panorama surgido de las elecciones del 8 de septiembre: el bloque de izquierda de Löfven, cuyo partido fue el más votado, logró 144 escaños, frente a 143 de la Alianza de centroderecha y 62 del SD.

Tras no salir adelante en la Cámara dos proyectos de gobierno en minoría del líder conservador, Ulf Kristersson, y Löfven, Norlén aceleró en diciembre el proceso y fijó dos nuevas consultas en la cámara este mes.

En el sistema sueco son necesarios cuatro intentos fracasados en el Parlamento para elegir primer ministro antes de poder convocar elecciones extraordinarias, algo que no ocurre desde 1958.