EFEMadrid

El secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, ha criticado que el PP y Cs hayan celebrado sus resultados electorales "como si hubieran vencido" y que hayan integrado "como propio el obtenido por la extrema derecha", y ha advertido de que está por ver "cómo resuelve la derecha este lío".

Ábalos ha dicho, en una comparecencia en Ferraz, que la entrada en el Parlamento andaluz de un partido anticonstitucioanl es una "mala noticia para el sistema democrático en nuestro país" y ha sostenido que el PSOE tiene la "responsabilidad de no permitir que la ultraderecha marque la agenda y el rumbo de Andalucía".

Tras señalar que en Europa sería "impensable" que la derecha pactara un partido que está "al margen de los valores constitucionales y europeístas", el dirigente socialista ha llamado a los suyos a enfrentarse a un bloque de cambio que cuente con Vox: "El combate que nos compete es liderar el frente de la democracia frente al miedo", ha aseverado.

"Los demócratas debemos promover un Gobierno constitucionalista y europeísta y promover el diálogo entre demócratas para parar el avance de fuerzas anticonstitucionales en España", ha continuado.

En esa línea, ha señalado que lo que cada uno haga en Andalucía "será la demostración de lo que serán capaces de hacer en España" y ha advertido de que si el PP y Cs pactan con Vox "tendrán que comparecer por esta aventura".

Ábalos, con semblante serio, en una comparecencia sin preguntas, ha hecho hincapié en que "la derecha española le ha abierto la puerta de las instituciones a la extrema derecha.

Ha dicho también que le llama la atención que cada fuerza de la derecha "proclame un candidato distinto" y les ha recordado que Andalucía "necesita una presidencia, no tres". "Habrá que ver cómo resuelve la derecha este lío", ha apostillado.

Sobre el descalabro de Díaz, Ábalos ha admitido que la baja participación ha afectado principalmente al electorado socialista y ha llamado a la reflexión sobre este punto.

No obstante, ha recordado que el PSOE sigue siendo la primera fuerza política en Andalucía y en siete de sus ocho provincias, y ha transmitido a los socialistas andaluces "todo el cariño, apoyo y afecto de socialistas españoles". EFE

lr/srm