EFEMadrid

Las críticas a Vox por los insultos de su portavoz en la Asamblea de Murcia a la ministra de Justicia y por las polémicas opiniones del líder del partido en Andalucía sobre la sentencia de La Manada no solo se han repetido este lunes, sino que además se han ampliado al PP y Cs por "blanquearles" con sus pactos.

Unas críticas procedentes sobre todo del secretario general del PSOE y ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos que, sin mencionar al PP y Cs, ha arremetido contra ellos por "pretender gobernar" con el apoyo de Vox, cuya actitud, según los socialistas, "es consecuencia de la política que otros han desplegado".

En su opinión, es "menos responsable" quien hace las afirmaciones que "quienes han blanqueado, amparado y promovido eso".

Aunque en el PP cuestionan los insultos, limitan sus críticas al portavoz de Vox en el parlamento murciano, Juan José Liarte, que llamó "p*** y tiparraca" a la ministra Dolores Delgado, y añaden que seguirán pactando con los de Santiago Abascal.

En Ciudadanos sí ha ido un poco más allá y ha invitado al portavoz a dimitir de su cargo público si va a continuar haciendo declaraciones "muy poco afortunadas".

La Fiscalía Superior de la Región de Murcia ha incoado diligencias de investigación penal por las manifestaciones de Liarte contra Delgado para "determinar su eventual trascendencia penal".

Ábalos ha cuestionado además a quienes les tildaban de "exagerados" cuando alertaban de "estos elementos de ultraderecha tan intolerantes que practican la calumnia como una cuestión absolutamente usual".

Dolores Delgado, foco de las críticas del dirigente regional del partido de extrema derecha, sí se ha dirigido expresamente al PP y Cs, a los que les ha pedido que se piensen "dos veces" los pactos alcanzados con esa formación, un partido que ha traspasado las "líneas rojas" de la convivencia.

Ha calificado de "lamentables e inaceptables" los "insultos" y "barbaridades" proferidas por el portavoz murciano: "Tanto como mujer, como ministra en funciones, como parlamentaria y como fiscal me parecen inaceptables", ha dicho, tras lo que ha agradecido las muestras de cariño, entre ellas la de la dirigente de Cs Begoña Villacís.

La titular de Justicia ha defendido además la sentencia del Tribunal Supremo que eleva de 9 a 15 años de prisión la condena contra La Manada frente al líder de Vox en Andalucía, el juez en excedencia Francisco Serrano, para quien "se nota" que esta resolución está "dictada por la turba feminista supremacista".

Unas palabras que desautorizó el partido a nivel nacional, pero contra las que se ha iniciado una petición en Change.org, promovida por Más Madrid, para pedir a Abascal el cese de Serrano por considerar que "alguien así no puede estar en las instituciones".

El expresidente del Gobierno Felipe González también se han pronunciado y ha opinado que Vox tiene "mucha libertad para expresar el fondo de sus pensamientos" y ha culpado de ello a los partidos que le están "legitimando", "cuando deberían estar defendiendo valores que la formación de extrema derecha no respeta".

El portavoz parlamentario del PP en la Asamblea Regional de Murcia, Joaquín Segado, ha condenado "los insultos" de su homólogo de Vox.

"En política debemos ser ejemplares, no sólo con nuestras declaraciones, sino también con nuestras expresiones y que sea en su página personal (de Facebook) no justifica que se haga ese tipo de manifestaciones que no deben hacerse", ha señalado.

No obstante, Segado ha puntualizado que el PP seguirá negociando con el partido de extrema derecha una mayoría que posibilite la investidura de su candidato a la Presidencia regional, Fernando López Miras, quien este mismo lunes ha suscrito con Cs un gobierno de coalición.

Desde Cs, su portavoz en la Asamblea Regional, Isabel Franco, ha instado a su homólogo de Vox a pedir disculpas y rectificar y le ha invitado a abandonar el cargo si va a persistir en su actitud.