EFEMurcia

El submarino S-81 Isaac Peral ha tocado agua por primera vez esta tarde en Cartagena en una maniobra que ha tenido lugar en el muelle de armamento del astillero de Navantia después de que el pasado 22 de abril la Familia Real asistiese a la ceremonia oficial de botadura del buque.

El mal tiempo registrado desde la botadura ha retrasado en el puerto de Cartagena esta complicada maniobra, pero finalmente este viernes multitud de curiosos acudieron a presenciarla desde el muelle Alfonso XII y el entorno de la dársena, aplaudiendo en el momento en el que el submarino tocaba el agua, sin sumergirse del todo, puesto que se trata de una compleja operación que durará hasta final de año con diversas comprobaciones técnicas y el arranque de su sistema de propulsión de sus motores diésel y eléctricos.

Para acometer la maniobra, el submarino fue colocado el pasado miércoles en el dique flotante. A lo largo del día de hoy se han desarrollado los trabajos necesarios para poner el submarino en el agua en condiciones de seguridad y preparado para las pruebas.

Este viernes, el dique se ha movido hasta la fosa, el lugar de la dársena con el calado necesario para inundarlo. Allí se ha sumergido mediante la inundación de sus lastres, comenzando el submarino a tocar el agua y, poco a poco, a flotar por sí mismo, mientras personal de Navantia y de la dotación ha realizado distintas comprobaciones de seguridad en el interior del buque.

Después, con la ayuda de los prácticos, los remolcadores y empujadoras han sacado el submarino del interior del dique y lo han trasladado hasta el muelle de armamento.

El submarino carece de propulsión operativa hasta que se hayan realizado las pruebas de puerto sobre amarras.

“La puesta a flote es un hito de seguridad en la construcción del submarino y es también un gran acontecimiento para Navantia y sus profesionales y para todos los involucrados en este gran proyecto”, ha dicho el presidente de la compañía, Ricardo Domínguez.

“Todos juntos, la Armada, el Ministerio de Defensa, Navantia y su industria colaboradora damos un salto cualitativo en nuestras capacidades estratégicas y nuestra proyección en el mercado internacional”, ha añadido.

Junto a la dirección de Navantia y del astillero de Cartagena han asistido a la maniobra la secretaria de Estado de Defensa, Esperanza Casteleiro y personal de la Dirección General de Armamento y Material (DGAM); además de responsables de la Armada, encabezados por el Almirante Jefe de Apoyo Logístico (AJAL), Almirante Aniceto Rosique Nieto y el Almirante del Arsenal de Cartagena (ALARCART), Vicealmirante Pedro Luis de la Puente García-Ganges; así como la presidenta de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), Belén Gualda.

El submarino S-81 Isaac Peral fue amadrinado por la Princesa de Asturias en una ceremonia presidida por el Rey el pasado 22 de abril y a partir de ahora, las pruebas de puerto permitirán comprobar todos los sistemas del buque, con diversos hitos de seguridad, como el embarque de gasoil, la carga de batería o la prueba de propulsión sobre amarras.

En el primer trimestre de 2022 comenzarán las pruebas de mar y un año después será entregado a la Armada española.