EFEViena

El vicecanciller de Austria y jefe del partido ultranacionalista FPÖ, Heinz-Christian Strache, criticó hoy la política de migración del Gobierno de España, que calificó de "catástrofe" para la UE por haber supuestamente facilitado la llegada de inmigrantes desde África.

Strache se refirió a España en declaraciones a la prensa en Viena, tras reunirse con el ministro italiano del Interior, el ultraderechista Matteo Salvini, y ensalzar su estricta postura contra la llegada de barcos con inmigrantes.

"El gobierno socialista de minoría en España evidentemente ha tomado otro curso, y más o menos se han abierto las fronteras allí, lo cual a su vez es una catástrofe para la política de la Unión Europea (UE), pero muestra la diferencia política", resaltó.

En respuesta a una pregunta de Efe, Strache reconoció que ha llegado a esa conclusión después de "todo lo que se pudo leer en la prensa".

"Una cosa es evidente: desde que está en el poder (el Gobierno del presidente Pedro Sánchez) hay problemas en las fronteras externas (de la UE). Antes no los había", declaró.

"Antes se aseguraban muy estrictamente las fronteras, también se rechazaba (a los inmigrantes), (España) tenía acuerdos con los países africanos" frente a los cuales "defendía claramente un punto de vista estricto".

Para el líder del Partido Liberal Austríaco (FPÖ), considerado xenófobo y euroescéptico, es "evidente" que el nuevo Gobierno español no mantiene la misma línea que su antecesor.

"Tuvimos que ver asaltos a vallas de fronteras (...) y también actos de violencia contra la policía española, y según he oído, la población española tampoco se habría alegrado mucho de estos episodios", sostuvo.

Finalmente, el vicecanciller austríaco expresó su esperanza en que el Gobierno español "cambie su postura y sea también más estricto".

Strache resaltó su amistad "de muchos años" con Salvini, así como la afinidad de su formación con la ultraderechista Liga Norte (LN) que lidera el político italiano, y anunció que los dos partidos profundizarán su cooperación de cara a las elecciones europeas previstas para mayo de 2019.

Salvini, por su parte, coincidió con su anfitrión a la hora de expresar la confianza en que la extrema derecha se fortalecerá en los citados comicios al Parlamento Europeo.

"En las elecciones del próximo año cambiaremos por completo a Europa y los socialistas desaparecerán de los gobiernos europeos", vaticinó.

"Cooperamos con muchos otros partidos, países y gobiernos para cambiar la historia de este continente en mayo próximo", dijo.

Ambos políticos coincidieron también en respaldar al primer ministro húngaro, el también ultranacionalista Viktor Orbán, y criticaron la votación del miércoles en el Parlamento Europeo (PE) a favor de iniciar un proceso para sancionar a Hungría por considerar que existe allí un riesgo de violación del Estado de Derecho.

"Las sanciones contra el pueblo y el Gobierno húngaros son una locura y un acto político de la izquierda", afirmó Salvini, quien expresó su convencimiento de que "dentro de unos meses gobernaremos junto a Orbán".