EFEMadrid

Los republicanos de ERC han alejado hoy la posibilidad de que haya un gobierno antes de finalizar el año y han pedido nuevos gestos al PSOE en la víspera de la reunión de ambas formaciones en Barcelona y de la ronda de consultas del rey con los partidos para sondear sus posiciones ante la investidura de Sánchez.

"No se puede negociar ni avanzar con prisas, vamos a enero, vemos muy complicado un acuerdo antes de Navidad, casi imposible, porque el acuerdo aún está lejos", ha dicho este lunes la portavoz de ERC, Marta Vilalta, en rueda de prensa posterior a la reunión de la dirección del partido.

Tras puntualizar que tampoco cree que la investidura tenga lugar entre Navidad y final de año, Vilalta ha subrayado que, si el PSOE tiene prisa, debe "hacer gestos".

Entre las razones por las que ERC parece no tener prisa están varias decisiones pendientes en el frente judicial como, por ejemplo, la forma cómo actuará la Fiscalía o la decisión sobre la inmunidad del líder de ERC, Oriol Junqueras, que pueda dictar el próximo 19 el Tribunal de Justicia de la UE.

A todo ello hay que añadir el congreso de los republicanos catalanes previsto para los días 20, 21 y 22 de este mes.

No obstante, ERC mantiene la reunión con los socialistas mañana, martes, la tercera que celebran para intentar acercar posiciones de cara a la investidura de Sánchez y la primera que tendrá lugar en Barcelona.

En ese encuentro, Vilalta, que forma parte del equipo negociador de su partido, ha adelantando que ERC pondrá sobre la mesa las que denomina "cuatro patas prioritarias" para los republicanos.

Se trata, en concreto, del reconocimiento de que hay un conflicto político entre Cataluña y el Estado, que se pueda hablar de todo, incluido el fin de la represión y el derecho de autodeterminación, que haya un calendario de negociaciones y que haya garantías de cumplimiento de los acuerdos.

A la espera de esa reunión, que se presenta como fundamental para lograr un acuerdo con ERC que permita desbloquear la actual situación, desde la oposición siguen produciéndose llamadas a Sánchez para que recapacite, dé marcha atrás y explore la vía de un gobierno con el apoyo de fuerzas constitucionalistas.

Ahora es el momento "exacto" para que Sánchez mire al centro y "corrija quienes son sus aliados", ha dicho hoy a la prensa el portavoz adjunto de Ciudadanos, Edmundo Bal, quien ha expresado su deseo de que la reunión de mañana con ERC no se celebre.

Bal ha recordado que Sánchez se ha comprometido a reunirse "la semana que viene" con la portavoz parlamentaria de la formación naranja, Inés Arrimadas.

"La agenda de esta semana es complicada, ya lo dijo Arrimadas, que existen estos contactos y la voluntad de que la reunión se produzca", ha dicho.

Fuentes socialistas han precisado que de momento no ha habido contactos en ese sentido y no está prevista ninguna reunión esta tarde, aunque al mismo tiempo han reiterado que no hay ningún problema en que se produzca esa reunión con Arrimadas.

Ciudadanos no es el único partido que pide a Sánchez dar marcha atrás. También desde el PP, uno de sus pesos pesados, el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, ha solicitado al jefe del Ejecutivo que vuelva a la "casilla de salida" y que se abrace únicamente a la Constitución lo que, en su opinión, implica parar un eventual acuerdo con ERC.

En términos similares, el presidente de los populares en Cataluña, Alejandro Fernández, ha lanzado una advertencia al PSOE y ERC, en el sentido de que cualquier negociación para una eventual investidura "tiene que hacerse dentro de los márgenes de la ley y con respeto a la separación de poderes y siempre dentro de la Constitución".

Sin embargo, en el PNV confían en que las negociaciones entre PSOE y ERC "vayan razonablemente bien" y advierten que cuanto más se alarguen más se van a complicar.

Esa es la opinión del portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, quien ha dicho que es "optimista" ante este proceso negociador, en declaraciones a TVE, en las que ha añadido que ambas partes son conscientes de que "la inestabilidad permanente no es de recibo".

En ese punto han incidido desde el Gobierno la ministra portavoz en funciones, Isabel Celaá, y la de Economía y Empresas, Nadia Calviño, al destacar ambas la necesidad de que España tenga un Gobierno "cuanto antes".

"Nunca somos pesimistas; no podemos ni concedernos pesimismo ni ninguna otra valoración", ha puntualizado Celaá desde la sede de la Cumbre del Clima de Madrid.

También desde allí, Calviño ha puesto énfasis en la importancia de tener un Gobierno "plenamente operativo" y con perspectiva de estabilidad para los próximos años.