EFEAdís Abeba

Etiopía y organismos de ayuda humanitaria, como la ONU, lanzaron hoy un programa con el fin de recaudar este año 1.660 millones de dólares para aportar alimentos a 7,88 millones de etíopes que necesitan "asistencia urgente".

En un comunicado emitido por la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), la sequía, las inundaciones y desplazamientos por conflictos han dejado a esas personas en una situación "vulnerable".

El responsable de la Comisión Nacional de Gestión de Riesgos de Desastres de Etiopía, Mitiku Kassa, señaló que el Gobierno de su país ha comprometido 138 millones de dólares al llamado Plan Humanitario y de Resistencia al Desastre de Etiopía (NDRCMC), que busca captar los 1.660 millones de dólares.

La reciente falta de lluvias en el sur y este del país, un aumento del conflicto que ha provocado desplazamientos en las zonas fronterizas de Oromia y regiones somalíes ha condenado a los 7,88 millones de personas a una "necesidad urgente de alivio de alimentos o ayuda con fondos".

En ese grupo figuran unos 3,5 millones de casos estimados de malnutrición aguda moderada y seis millones de personas sin agua potable sana, precisó OCHA.