EFEBilbao

El Gobierno Vasco permitirá desde el lunes 8, cuando Euskadi pasará a la fase 3 de la desescalada por la COVID-19, la movilidad sin limitación alguna dentro del ámbito del País Vasco y mantendrá la franja horaria prioritaria reservada a personas mayores y vulnerables para el desarrollo de actividad física.

Las consejeras de Salud, Nekane Murga, y de Desarrollo Económico, Arantxa Tapia, han explicado en rueda de prensa las características de la fase 3 del plan de desescalada de la pandemia de coronavirus en Euskadi, en la que el lehendakari es el competente y "único encargado" de establecer las medidas pertinentes.

Según ha explicado Tapia, desde el lunes los ciudadanos podrán volver a desplazarse libremente entre los territorios de Bizkaia, Álava y Gipuzkoa, pero no así entre provincias limítrofes de comunidades autónomas diferentes, como había solicitado el Gobierno Vasco ya que no se dispone de autorización para ello.

Tampoco será posible, según ha evidenciado, la apertura de la frontera con Francia como también defiende el Gobierno Vasco -el Gobierno central mantiene el 1 de julio para abrir fronteras-. En su opinión, debiera permitirse su apertura en determinadas circunstancias.

Entre las novedades del decreto del lehendakari Iñigo Urkullu que se publicará mañana, se encuentra, según lo avanzado, la autorización para abrir guarderías y escuelas infantiles para niños de cero a tres años, con límite de aforo del 60 % de la capacidad habitual.

Desde el lunes, se permite también recuperar las frecuencias y aforos al 100 % para los transportes terrestres de viajeros -ferrocarril y carretera-, con uso de mascarilla obligatorio y mantenimiento de distancias de seguridad.

Asimismo, se permitirán las reuniones familiares y sociales de hasta un máximo de 20 personas en viviendas y locales privados o en espacios abiertos de uso público, ha explicado Tapia, quien ha instado a "no bajar la guardia" por el paso a la fase 3 y la cercanía del período estival, en el que aumentan las actividades de carácter más social.

La consejera ha señalado que las mascarillas y el mantenimiento de las distancias de seguridad "nos va a acompañar durante un tiempo" y ha indicado que el lehendakari irá tomando medidas en función de la evolución sanitaria. A su juicio, sería "precipitado" pensar en "levantar la fase 3" para avanzar hacia la "nueva" normalidad en este momento.

También desde el lunes, en hostelería, restauración, txokos y sociedades gastronómicas se elimina el límite de aforo, cuando se asegure la distancia de dos metros entre las mesas o agrupaciones de mesas y se permite el acceso al interior y el servicio en barra, también manteniendo distancias.

Sin embargo, discotecas y bares nocturnos permanecerán cerrados en Euskadi, una medida más restrictiva que en el resto del Estado.

El Gobierno Vasco ha dispuesto, asimismo, un límite de aforo del 60 % en las zonas comunes de hoteles y alojamientos turísticos y permite actividades de turismo activo y naturaleza y actividad física con un máximo de 30 personas.

Fija, además, un aforo máximo del 60 % en locales comerciales, minoristas, mercadillos, centros y parques comerciales.

El lunes se podrá, igualmente, reanudar las actividades de tiempo libre dirigidas a la población infantil y juvenil, aunque con limitaciones de aforo del 60 % y un máximo de 200 participantes -incluidos monitores- si son al aire libre, y de 80 en espacios cerrados. En ambos casos, si se organizan grupos para realizar actividades, serán de un máximo de 15 personas.

En el ámbito educativo, se reanuda la actividad educativa y de formación presencial en el Centro de Internamiento de menores Ibaiondo, entre otros centros.

Las universidades vascas también podrán realizar actividades académicas presenciales y se podrá desarrollar la actividad de formación continua. Asimismo, el Gobierno habilita la actividad presencial plena en el ámbito de la investigación de excelencia.

En el ámbito cultural, establece un aforo máximo del 60 % en bibliotecas, museos, recintos feriales, salas de exposiciones y cines, así como en el caso de actividades culturales en lugares cerrados -hasta un máximo de 80 personas- y al aire libre -hasta un máximo de 1.000 personas-, en ambos casos con asiento preasignado.

Respecto al ámbito deportivo, en las instalaciones deportivas, incluidas las piscinas, el aforo máximo permitido será del 60 % y se permite la utilización de los vestuarios y zonas de duchas, manteniendo distancias de seguridad.

Además, se permite la reanudación de entrenamientos en grupo en los deportes de remo banco fijo y pelota en sus diferentes disciplinas, con el fin de preparar el inicio de las competiciones correspondientes a partir del 20 de junio.