EFEMadrid

Exteriores apoya la iniciativa de Baleares de traer unos 6.000 turistas alemanes en la segunda quincena de junio a modo de "prueba piloto" para analizar el funcionamiento de las medidas a adoptar cuando se levanten las fronteras interiores de la UE el 1 de julio.

El Gobierno balear anunció este jueves que ya tiene pactado con turoperadores y casi cerrado con el Ejecutivo, a falta de la autorización del Ministerio de Sanidad, un plan que supondrá "la llegada de un número importante de turistas a cada una de las islas".

El plan de Baleares ha levantado dudas ya que supondría la llegada de unos 6.000 turistas al día siguiente de que se levante el estado de alarma en el archipiélago.

Fuentes diplomáticas han precisado que los turistas provendrían de Alemania por tratarse de un país con unas condiciones epidemiológicas similares a las de España, por lo que permitiría poner a prueba las medidas de seguridad en frontera y de seguimiento de viajeros que España piensa imponer a partir del 1 de julio.

Las fuentes han subrayado el interés de España por que esas medidas, controles y criterios sean adoptadas por consenso de la Unión Europea, no solo para las fronteras interiores de la UE, sino especialmente para la apertura de las fronteras exteriores.

Se trata de un asunto que España impulsa desde hace unas semanas y que, aunque ha sido bien recibido por los socios europeos, todavía no se ha acordado, aunque al parecer las autoridades comunitarias están trabajando en ello.