EFERoma

Llaman "La Bestia" al programa informático que utiliza la Liga para saber cuándo y qué comunicar, pero los propios "gurús" del partido italiano aseguran que la verdadera "bestia" es Matteo Salvini, completamente autónomo a la hora de manejar su información y la clave de su éxito.

En "Fenómeno Salvini", el libro que se publicará mañana, sus autores han analizado la fuerza de la comunicación de la Liga y sobre todo de su líder indiscutible, Salvini, que han llevado al partido de un 4 % en las elecciones del 2013 al 30 % que le dan las últimas encuestas.

El volumen que han escrito Giovanni Diamanti y Lorenzo Pregliasco con la colaboración de otros expertos de comunicación repasa el uso de la televisión y de las redes sociales por parte de Salvini, secretario de la Liga, vicepresidente del Gobierno y ministro de Interior.

Su comunicación lo ha convertido en el "el protagonista indiscutible de la política italiana", con "un índice de aprobación entre los italianos que va del 50 al 60 %".

El jefe de la estrategia de comunicación de la Liga y responsable de la creación de "La Bestia", Luca Morisi, afirma en un entrevista en el libro: "No nos llaméis Spin Doctor. El verdadero Spin Doctor es el mismo Salvini".

Aunque esto claramente no es verdad y el trabajo de comunicación de la Liga es enorme y de los más modernos del mundo, hay que reconocer, como explica el libro, que la autonomía de Salvini y el hecho de ser "un hombre común" e "imperfecto" son claves de su éxito.

"Aunque para jugar la baza de ser imperfecto en estos tiempos lo tienes que saber hacer", explica a Efe Pregliasco.

El verdadero "mix" explosivo "es el de mezclar en su comunicación los ingredientes políticos con momentos cotidianos, y a menudo a través del código de la comida", explica "Fenómeno Salvini".

"Venga, vamos. Lunes por la mañana, un desayuno ligero nos lo podemos permitir. Buena semana, amigos", comenzaba Salvini esta semana en Twitter con la foto de unas apetecibles y calóricas rosquillas fritas.

La estrategia de Salvini y su equipo es la de mezclar las fotos de reuniones o encuentros institucionales colgándolas en las redes sociales, como cualquier otro usuario, con imágenes de su vida personal cotidiana: la pasta amatriciana que se va a comer hoy, la pausa para el café o el regalo de su hijo.

Además de la espontaneidad de Salvini, "hay mucho trabajo con un gran equipo de personas" que busca la "finalidad estratégica de que parezca una persona normal, uno de nosotros, uno del pueblo", dice Pregliasco.

El estudio prueba que la televisión sigue siendo el método más utilizado por Salvini para lanzar sus mensajes, mientras que las redes sociales lo perpetúan cada día entre sus seguidores.

En Facebook ha llegado a los tres millones de "amigos", mientras que en Twitter lo siguen 946.000 personas y en Instagram cerca de un millón, un dato importante ya que esta última es la red social más usada por los más jóvenes, apunta Pregliasco.

Aparte de las fotos de sus desayunos, la estrategia comunicativa de Salvini y su equipo es no dar "tregua": es el político italiano que más contenidos publica y con más variedad (vídeo, foto, texto, directos, enlaces a otras noticias).

La velocidad de sus mensajes en las redes le permite ser el político que primero se expresa sobre un hecho y otra de sus características es que sus mensajes son los más cortos de entre sus colegas políticos.

Y no solo sus mensajes son los más "telegráficos". En el libro se analiza que el 47 % se refieren a tres temas principales: inmigración; seguridad y soberanía, e Italia y los italianos.

Cristina Cabrejas