EFERiad

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, afirmó este domingo durante su intervención en la cumbre del G20 que "en América Latina el tiempo del fin del patriarcado ha empezado", y señaló que "el empoderamiento de las mujeres resulta un imperativo moral y ético".

"En América Latina el tiempo del fin del patriarcado ha empezado, el patriarcado ha empezado a ser puesto en tela de juicio. El empoderamiento de las mujeres resulta un imperativo moral y ético, que además de ampliar legítimamente derechos ayuda en la lucha contra la pobreza, la inseguridad alimentaria y promueve un desarrollo más veloz de nuestras sociedades", subrayó durante su discurso en la clausura de la cumbre.

El mandatario argentino destacó que "la brecha de género no solo debe reducirse en materia de educación o acceso a la tecnología, sino también en el mercado laboral y productivo".

En su discurso se refirió a la pandemia de coronavirus y a los cambios globales que trae consigo, y lanzó una "reflexión sobre la estrategia para aprovechar la crisis" y acabar con las relaciones de "desequilibrio y desencuentro".

"La forma en que actuemos hoy determinará el mundo posterior al covid, el camino de salida requiere promover políticas económicas, industriales y sociales orientadas al cambio estructural de nuestras economías, que hoy solo favorecen que el ingreso se concentre en muy pocos y la pobreza se distribuya entre millones", agregó.

Asimismo dijo que "el covid-19 agravó la crisis alimentaria mundial", y llamó al resto de líderes a comprometerse para "aliviar esa situación".

En el caso argentino subrayó que las políticas nacionales "están orientadas a aumentar el potencial productivo agrícola en todas las regiones del país".

"No se trata solo de asegurar la comida para simular un decoroso sustento, es imprescindible que todos accedan al derecho de la oportunidad sin exceptuar bien alguno, esto implica acceso a la salud, acceso al empleo y especialmente acceso a la educación", concluyó.