EFEParís

El Gobierno francés tiene intención de prolongar la derogación que le permite restablecer un control de sus fronteras con los otros países de la zona Schengen con vistas a la cumbre del G7 que organizará en la ciudad de Biarritz del 24 al 26 de agosto.

El ministro de Interior, Christophe Castaner, señaló este martes en la Asamblea Nacional que quiere extender esa derogación más allá del plazo actual que termina en mayo, "en particular con la perspectiva del G7 en Francia".

Castaner, que se refirió a la voluntad de "proteger y controlar las fronteras de nuestro país", lo justificó por "riesgos".

Francia restableció los controles en las fronteras interiores inmediatamente después de los atentados yihadistas de París en la noche del 13 de noviembre de 2015, y se han prolongado sucesivamente cada seis meses desde entonces por la amenaza terrorista.

No se trata de controles sistemáticos, sino por lo general de verificaciones de identidad, que en cualquier caso suponen una suspensión de las reglas de libre circulación en la zona Schengen.