EFEMadrid

La directora del Instituto de la Mujer, Beatriz Gimeno, ha explicado este miércoles que es necesario que cambien las subjetividades masculinas para acabar con la violencia de género y la desigualdad.

"Las mujeres hemos cambiado en poco tiempo, y mucho, y ellos no han cambiado tanto, han cambiado poco. Hasta que no cambien las subjetividades masculinas no habrá igualdad, entender esto es un cambio radical en el trabajo que tenemos que hacer", ha indicado Gimeno.

La directora del Instituto de la Mujer, que ha inaugurado la jornada "Educación en igualdad y prevención de las violencias de género en adolescentes en tiempos de covid", organizada por Médicos del Mundo, ha reflexionado sobre por qué aún la magnitud de la violencia machista es tan grande, a pesar de los esfuerzos de la lucha realizados por las políticas públicas, y ha subrayado que los hombres han de cambiar.

Y ese cambio de las subjetividades masculinas, ha dicho, ha de hacerse desde la niñez y, especialmente, durante la adolescencia, cuando "las identidades de género se ven presionadas por el entorno, la familia y los mandatos de género".

Gimeno ha lamentado que la violencia de género no descienda y que en el caso de los adolescentes incluso aumente, y ha hecho hincapié en que esta tiene su origen en la desigualdad, que es "ubicua, escurridiza y se parapeta en ámbitos de la vida en los que no entramos".

"Habrá violencia mientras haya desigualdad y lo cierto es que no estamos cerca de terminar con el patriarcado", ha aseverado la directora del Instituto de la Mujer, quien ha incidido en que no se puede despolitizar la lucha contra las violencias machistas ni separarla de la desigualdad.