EFEAtenas

El Gobierno griego anunció hoy que proporcionará a los refugiados sirios en territorio heleno los documentos necesarios que les permitirán ser reconocidos como tal y viajar a otros países.

El primer ministro, Alexis Tsipras, mantuvo una reunión con varios ministros para tratar la llegada masiva de inmigrantes y refugiados que sufre Grecia estos días.

Tan solo en las cuatro últimas jornadas desembarcaron 497 personas, la mayoría de origen sirio, en las costas de Lesbos, en el este del mar Egeo, una cifra que engrosa los 10.445 indocumentados que entraron en Grecia por vía marítima en el primer trimestre del año, según datos de la Guardia Costera.

El Ejecutivo anunció que los indocumentados que lleguen a las islas serán trasladados a centros de todo el país y se distinguirá entre inmigrantes y refugiados.

A todos se les alojará en campamentos e instalaciones que se acondicionarán bajo el cumplimiento de las normas de salud y seguridad y se les practicarán los exámenes médicos que requieran.

Además, en vista de la reunión de ministros de Interior de la Unión Europea (UE), el responsable griego abordará la cuestión de un reparto proporcional de refugiados en todos los países de la Unión.

El Gobierno destacó que el problema de los refugiados es "internacional y no griego" y pidió "seriedad, tranquilidad y sobre todo humanidad" para abordar esta cuestión, pues alertó de que no se pueden hacer "juegos políticos y populismos baratos con vidas humanas".

El Ejecutivo atribuyó este aumento de llegadas al agravamiento de la guerra civil en Siria y en otros puntos de esta región, lo que se confirma, según dijo, por la afluencia masiva de refugiados que también vive Italia.

Fuentes gubernamentales aseguraron que "desde los primeros registros se demuestra que la motivación de la gran mayoría de estas personas no es tanto la pobreza económica, sino la amenaza inminente para sus vidas".

La ministra adjunta de Inmigración del Gobierno griego, Tasia Jristodulopulu, también presente en el encuentro, afirmó hoy que Grecia podría llegar a recibir durante este año 100.000 refugiados y ya adelantó que se crearía este plan de emergencia para acogerles, pero insistió en que será necesaria la asistencia financiera de la UE.