EFEValencia

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, ha asegurado este viernes que en una fusión como la que van a protagonizar Caixabank y Bankia es "muy, muy importante" que todo el mundo tenga "muy claro" desde el principio quién manda, y en este caso es "el consejero delegado, Gonzalo Gortázar".

Durante su explicación a los analistas de los pormenores de la fusión aprobada anoche, el que será presidente ejecutivo de la nueva entidad ha añadido que esto es lo más acertado, según su larga experiencia en este tipo de operaciones, pero también es importante que los gestores tengan una relación cercana con el consejo, de lo que se encargará él mismo como presidente ejecutivo.

De esta forma, Goirigolzarri ayudará al consejo a cumplir con todos sus objetivos, al tiempo que estará involucrado en el equipo.

Según los acuerdos aprobados anoche, Goirigolzarri se encargará, además del área de secretaría del consejo, de Comunicación externa, relaciones institucionales y auditoría interna.

Por su parte, el consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, que seguirá ostentando este mismo cargo tras la absorción de Bankia, controlará el resto de áreas de la nueva entidad, reportará "directamente" al consejo de administración y presidirá el comité de dirección.

Gortázar se ha mostrado "feliz" de trabajar de nuevo con Goirigolzarri, a quien conoce desde hace más de 20 años, y ha asegurado que contar con un presidente con la trayectoria y la experiencia de este en una operación "tan compleja" es una garantía de que se tomarán "las mejores decisiones".

Preguntado por la posición del Estado a través del FROB en la nueva entidad y el hecho de que quieran tener un puesto en el Consejo con un 16 % del capital cuando no lo han tenido en Bankia cuando controlaban el 61 %, Goirigolzarri ha explicado que es normal que quieran estar al tanto de la gestión al no ser ya los primeros accionistas.

El FROB no ha participado en el consejo de Bankia en todos estos años pese a ser el primer accionista para lanzar un mensaje de gestión independiente y profesional, y "no ha habido injerencia política alguna" en la gestión, lo que en opinión de Goirigolzarri no va a cambiar.

En cualquier caso, el FROB tiene una política muy "market friendly" y orientada a crear valor para el accionista y muy profesional, ha explicado, y ha añadido que no cree que vaya a modificarla ni que quieran elevar su porcentaje en el capital.

En el caso de la participación del 4,87 % que controla CaixaBank en Telefónica, Gortázar ha explicado que de momento "no habrá cambios", aunque también ha destacado que la entidad fusionada tendrá un nuevo consejo con un tercio de nuevos miembros, que tendrán que valorar todas las participaciones.