EFEValencia

El futuro consejero delegado de la nueva CaixaBank, Gonzalo Gortázar, ha asegurado que la integración entre Caixabank y Bankia "es la mejor fusión que podríamos hacer", pero ha dado por supuesto que llevarla a cabo "no será fácil ni breve", ya que los dos primeros años se centrarán en el proceso de integración.

Así lo ha explicado Gortázar en una conferencia con analistas para dar cuenta del acuerdo de fusión entre ambas entidades, ratificado anoche por los respectivos consejos de administración de los dos bancos.

Gortázar ha asegurado que habrá que "renegociar los acuerdos de seguros de Bankia, porque en parte se solapan" con los de CaixaBank, y que se han incluido estos impactos en los ratios de capital estimados para la nueva CaixaBank.

"Es una gran oportunidad para crear valor para los accionistas mejorando la rentabilidad y eficiencia", ha dicho el futuro primer ejecutivo del nuevo banco, que ha añadido que "el nuevo grupo creará un líder bancario y asegurador en España con la capacidad y el compromiso para apoyar a los clientes y la recuperación económica".

Gortázar también ha destacado que la operación permitirá a ambas entidades afrontar "los desafíos de los próximos 10 años con mayor escala, fortaleza financiera y rentabilidad", y que ello se traducirá en "un mayor valor" para los accionistas, en "más oportunidades" para los empleados, en un mejor servicio a los clientes y en "una mayor capacidad para apoyar la recuperación económica en España".

En esa conferencia de analistas, el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, que será también el presidente del nuevo banco, ha subrayado que la entidad resultante liderará la banca doméstica en España, con la red comercial más diversificada del país.

También ha reivindicado que la operación "no solo debe tener sentido industrial", sino también "valor para los accionistas", y ha resaltado en esta línea la prima del 20 % sobre la ecuación de canje a cierre del 3 de septiembre.

La nueva entidad, que mantendrá la marca CaixaBank, será el banco de referencia en España con más de 20 millones de clientes, una cuota en créditos del 25 % y del 24 % en depósitos y una presencia geográfica diversificada.