EFEViena

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, confió hoy en que la tranquilidad y el sentido común dominen el primer aniversario del referéndum ilegal sobre la independencia de Cataluña del 1 de octubre.

Grande-Marlaska indicó que no hay ninguna medida especial prevista y aseguró que se está viendo que "la gente está respondiendo a lo que debe responder en un estado de Derecho".

"Es decir, que todo el que se manifieste con la idea que quiera sustentar, y que encima tenga la convicción, pues que lo realice y lo desarrolle con tranquilidad", aseguró el titular de Interior desde Viena, donde participa en una conferencia sobre migración.

"Estoy convencido de que va a esa la tónica", dijo Marlaska, quien pidió "no llamar al mal fario".

"Este país ya está un poco cansado de lodazales, de que nos tiremos las cosas", aseguró.

"Este Gobierno lo que quiere es eso, quiere proyectos políticos, normalizar la convivencia en este país y ofrecer mucha más transparencia e igualdad, y un poco de sentido común, si es posible", dijo.