EFEBurgos

Los dos detenidos por los graves disturbios callejeros registrados la noche de este pasado viernes en Burgos, uno de ellos menor de edad, han sido puestos en libertad con cargos por atentado contra agentes de la autoridad al resistirse cuando iban a ser detenidos.

El mayor de edad ha sido puesto a disposición del Juzgado de Instrucción 2 de Burgos, en funciones de guardia, mientras que el menor ha pasado a disposición de la fiscalía, han informado este sábado fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León.

El informe policial describe cómo a las 21 horas del viernes numerosas personas, en su mayoría jóvenes, interrumpieron la circulación en la calle Vitoria, a la altura de la Iglesia Real y Antigua de Gamonal, coreando lemas contra las medidas del Gobierno frente al COVID-19 y reclamando libertad, han informado fuentes de la Delegación del Gobierno en Castilla y León.

Poco después, bloquearon la calzada con contenedores y elementos de obras la vía pública, mientras su actuación era rechazada de forma evidente por el resto de la ciudadanía, incluso con gritos de los vecinos desde los balcones con el lema "Esto no es Gamonal".

Se contabilizaron únicamente dos detenidos (uno de ellos menor de edad), y un agente de policía herido leve en una pierna a consecuencia del impacto de una piedra.

Tras despejar la zona de Gamonal, se produjeron nuevos actos vandálicos en otras zonas de la ciudad como el barrio de San Pedro y San Felices o en la calle de San Francisco.

A la espera de la cuantificación de los daños que causaron los participantes, hay varias docenas de contenedores con desperfectos, quemados o dañados, rotura de la cristalería de marquesinas de autobús, daños en el mobiliario urbano y graves daños en tres vehículos policiales.