EFEAtenas

Grecia ha ampliado hasta el 30 de septiembre la prohibición de vuelos a y desde Cataluña y la obligación de que los viajeros procedentes del resto de España presenten una prueba de la COVID-19 realizada en las 72 horas anteriores a su viaje, informó este miércoles la Aviación Civil griega.

Esta obligación se extiende también hasta la misma fecha a los pasajeros procedentes de aeropuertos de Bulgaria, Rumanía, Malta, Bélgica, Albania, Macedonia del Norte y Emiratos Arabes Unidos.

Las personas provenientes de Israel deberán presentar no solo una prueba PCR negativa, sino que además serán sometidas a test aleatorios.

Aviación Civil decidió elevar el número máximo de viajeros procedentes de ese país, de 1.200 por semana a 5.000.

Las personas procedentes de Suecia quedan a partir del próximo viernes exentas de la obligatoriedad de presentar una prueba, pero serán sometidas a test aleatorios.

Además, se extiende hasta la medianoche del 30 de septiembre la suspensión de los vuelos procedentes de Turquía y la prohibición de entrada a Grecia de ciudadanos extracomunitarios.

De esta prohibición quedan exentos los ciudadanos de Australia, Canadá, Corea del Sur, Emiratos Árabes Unidos, Georgia, Japón, Nueva Zelanda, Ruanda, Tailandia, Túnez y Uruguay.

Ante el incremento de los casos confirmados diarios de coronavirus, el Gobierno impuso este martes nuevas restricciones en la región capitalina de Ática.

Desde el comienzo de la pandemia, en Grecia se han registrado 13.730 casos y 317 fallecimientos.