EFEBudapest

El Gobierno conservador nacionalista de Hungría -que mantiene buenas relaciones con Rusia y China- ha asegurado que la visita mañana a Budapest del secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, es una prueba de su buena sintonía con Washington y la OTAN.

"La visita del ministro de Exteriores estadounidense demuestra que Hungría es un aliado de confianza en la OTAN", ha asegurado el ministro de Exteriores Péter Szijjártó al señalar que ambos países rechazan el Pacto Mundial sobre Migración de la ONU.

Las relaciones entre los dos países "han experimentado un gran impulso debido a que (...) rechazan la inmigración ilegal, lo que quedó demostrado en el hecho de que ambos fueron los que más decididamente se opusieron al Pacto Mundial sobre Migración", afirmó.

El primer ministro húngaro, Viktor Orbán, fue el único jefe de Gobierno de la Unión Europea que apoyó la campaña de Donald Trump en las elecciones presidenciales de 2016 y ambos comparten una mirada muy crítica con la inmigración.

Los medios húngaros sostienen que la verdadera meta de la visita es reducir la influencia de Rusia y China, países con los que Hungría mantiene buenas relaciones económicas.

De hecho, funcionarios del Departamento de Estado explicaron que la visita de Pompeo a Hungría, Eslovaquia y Polonia se dirige "a incrementar la influencia diplomática, comercial, militar y cultural de Estados Unidos".

La "falta de una implicación robusta de Estados Unidos durante la última década en Europa Central ha creado vacíos que han llenado fácilmente China y Rusia", agregaron estas fuentes diplomáticas.

Otro asunto concreto que preocupa a EEUU es que el gigante tecnológico Chino, Huawei tiene planes de crear en Hungría un centro de logística para el continente y en general el poder de esa empresa en la región.

Esta es la primera visita de un jefe de diplomacia de Estados Unidos a Hungría desde la efectuada en 2011 por la entonces titular de Exteriores, Hillary Clinton, y el objetivo será "contrarrestar la agresión rusa" y fortalecer el poder de disuasión de la OTAN, a la que Hungría pertenece desde 1999.

Pompeo se entrevistará en Hungría también con Szijjártó, así como con el ministro de Defensa, Tibor Benkö.EFE

mn/ll/ig