EFEMadrid

La candidata de Unidas Podemos al Congreso por Madrid, Irene Montero, ha alentado hoy a un grupo de jóvenes a "organizarse" y "no rendirse" en la defensa de sus derechos y para conseguir una vida digna, que los chicos y chicas reclamaron con sus preguntas en materia de trabajo, vivienda, educación o feminismo.

"No hay soluciones mágicas, pero si no hay organización colectiva, si no hay mucha gente pensando qué hacer, otros con más poder que nosotros harán que todo se quede como está. Organizaros y no rendiros, porque la realidad demuestra que cuando uno se une al grupo, las cosas se consiguen", ha asegurado Montero.

La candidata ha reconocido que este encuentro, "El futuro es nuestro", organizado por el colectivo Rebeldía, era su primer "acto con jóvenes" de la campaña electoral.

"Me cuesta decir: 'vivís' en lugar de 'vivimos' pero nos vamos haciendo mayores", ha señalado la treintañera, para después "flipar" con las cuestiones que le expusieron algunos de los chicos y chicas reunidas en Madrid, como que los estudiantes de Bachillerato pagan cantidades que pueden llegar a los 200 euros por hacer el examen de Selectividad.

"Yo me incorporé a la lucha por cosas como esa", ha manifestado la candidata, quien ha insistido en la importancia de que los jóvenes hagan lo posible por "participar directamente".

"El problema que tenemos en la educación es garantizar la calidad y la equidad, y eso no se hace con una varita mágica, sino con más inversión, estamos muy lejos de los porcentajes de la Unión Europea", ha señalado Montero, quien sugirió solucionar esa falta de ingresos "pidiéndoselo a la banca" o sacarlo del IVA a los productos de lujo.

Por turnos, los y las jóvenes participantes compartieron sus preocupaciones y problemas, que iban de la precariedad en el empleo a la imposibilidad de independizarse por el nulo acceso a la vivienda, la discriminación por sus opciones sexuales o de vida y hasta la reivindicación del feminismo o de poder desarrollar una vida más rural.

Tanto Montero, como los también candidatos Alberto Rodríguez Y Rafa Mayoral, y la cabeza de lista de la organización por Madrid, Isa Serra, se turnaron para exponer las respuestas de Unidas Podemos que prácticamente resumieron su programa electoral en las materias en las que se basaban las preguntas, desde las energías renovables a las posibilidades de elección entre monarquía o república.

Y también se denunciaron los horarios laborales demenciales a cambio de salarios bajísimos; la falta de tiempo para intentar un proyecto de vida y los alquileres imposibles, más aún en las islas, y se reclamó llevar el feminismo a los colegios como asignatura transversal, trabajar por normalizar la inmigración o acabar con xenofobia. Y hasta hubo una reivindicación del rap como medio de revolución.