EFEBilbao

La Asociación de Fiscales, mayoritaria en la carrera fiscal en España, ha pedido a los políticos que "respeten la independencia" del Ministerio Público respecto del poder político y rechazado cualquier tipo de injerencia del poder Ejecutivo sobre los miembros de la Fiscalía.

Esta es una de las peticiones que han hecho los miembros de esta asociación de fiscales, a la que pertenecen 530 miembros de los 2.700 fiscales existentes en España, durante el Congreso de dos días que han celebrado en Bilbao y que ha sido clausurado por la fiscal general del Estado, María José Segarra, en una intervención en la que se ha ceñido a desgranar los retos que tiene por delante la carrera fiscal.

Cristina Dexeus, reelegida presidenta de la Asociación en la votación celebrada poco antes de la clausura, ha manifestado en declaraciones a los medios, que las palabras del presidente del Gobierno en funciones y candidato del PSOE a la reelección, Pedro Sánchez sobre al dependencia de la Fiscalía del Gobierno, generaron "malestar" y "alarma" entre sus asociados, como lo han expuesto durante la celebración del congreso en Bilbao.

Dexeus ha considerado que "a los políticos se les ha de exigir un nivel de conocimiento de las instituciones y de responsabilidad a la hora de hacer sus manifestaciones, porque esas palabras han sentado mal porque no dependemos del Gobierno como ha quedado en evidencia en el juicio del 'procés'".

La presidenta electa ha explicado que otras de las demandas que han acordado en el Congreso es la de avanzar en la separación de la vinculación que aun mantiene la Fiscalía del Estado con el Ministerio de Justicia en materia de formación, presupuestos y de medios materiales y adquirir autonomía para la "autoregulación" del Ministerio Público.

El Congreso ha hecho también un reconocimiento expreso al trabajo de los fiscales en el sumario del "procés" y al trabajo profesional que han desarrollado durante el juicio oral en el Supremo, han apoyado "a los compañeros de la carrera fiscal en Cataluña" y exigido "el respeto a la Ley y al Estado de Derecho en todos los territorios del Estado".

Han pedido también que se garanticen las condiciones de trabajo de los fiscales de Cataluña y que la Fiscalía General del Estado "lidere la defensa de la institución y su independencia".

Han exigido, demás, la derogación de la reforma de 2015, del Gobierno de Mariano Rajoy, del artículo 324 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal que fijó unos plazos máximos de instrucción de las causas penales.

En su intervención, la Fiscal Jefe del Estado, María José Sagarra, ha señalado que la carrera fiscal "necesita cambios organizativos, ya que la última reforma del Estatuto del Ministerio Fiscal data de 2007 y necesitamos adaptarnos a las nuevas necesidades que plantean los nuevos retos de la delincuencia".

Ha reiterado su disposición a contar con la participación de las juntas de fiscales y de las asociaciones de fiscales a la hora de desarrollar su línea de trabajo que pretende conseguir un nuevo reglamento del Ministerio Fiscal y un nuevo Estatuto "como prolegómeno necesario a esa reforma que siempre estamos demandando de la Ley de Enjuciamiento Criminal para que nos de al fiscal la instrucción e investigación de los procedimientos y sitúe a los jueces en el ámbito de las garantías, que es el modelo que existe en nuestro entorno".