EFEMadrid

La Audiencia Nacional ha absuelto al mayor Josep Lluís Trapero, responsable de los Mossos durante el 1-O, del delito de sedición por el que la Fiscalía pedía 10 años de cárcel así como de la pena alternativa de desobediencia, por la que reclamaba 1 año y 8 meses de inhabilitación y multa de 60.000 euros.

Así lo han confirmado a Efe fuentes jurídicas, después de la información adelantada por la Cadena SER.

El tribunal ha dictado sentencia absolutoria para Trapero por dos votos a uno, así como para el resto de acusados, que se enfrentaban a penas similares, el exdirector de los Mossos Pere Soler, el ex secretario general de Interior Cèsar Puig -segundo del exconseller Joaquim Forn- y la intendente de los Mossos Teresa Laplana.

La resolución cuenta con los votos favorables del ponente, el magistrado Ramón Sáez, y de su compañero Francisco Vieira, mientras que la presidenta del tribunal, Concepción Espejel, ha emitido un voto particular en el que reclama la condena del mayor de los Mossos, han precisado las fuentes.

El fallo supone un revés para la Fiscalía, que en sus conclusiones aseguró que la actuación del mayor el 1-O le situaba en la "órbita directa" de la comisión del delito de sedición, al mismo nivel que los condenados por el procés, y desdeñó por inverosímil su coartada de que planease detener al expresidente Carles Puigdemont.

Porque Trapero, en la línea de su testifical en el Supremo, se desmarcó en el juicio de Puigdemont -dijo que no mantenía con él una relación ni "estrecha, ni buena ni mala"-, resaltó su "incomodidad" con la estrategia del Govern de mantener el referéndum unilateral y alegó que siempre dejó claro que cumplirían las órdenes judiciales y que lo hicieron.

El contenido de la sentencia se conocerá mañana a las 09.30 cuando el tribunal ha citado a los para notificarles la resolución.