EFEBruselas

La Comisión Europea (CE) dio "la bienvenida" este domingo a que Francia y Alemania hayan aceptado levantar las restricciones para exportar material sanitario y de protección como las mascarillas a otros Estados miembros de la Unión Europea (UE) que lo necesiten, ante la pandemia del coronavirus.

"He mantenido intensas discusiones con Alemania y Francia sobre sus medidas restrictivas. Doy la bienvenida a que ahora vayan a permitir la exportación de equipamiento de protección, lo que garantiza la cooperación y solidaridad europeas", declaró en un comunicado el comisario europeo de Mercado Interior, Thierry Breton.

Añadió que las empresas del sector ya le han informado de que la entrega de pedidos a Italia ha sido desbloqueada y que el Gobierno del país transalpino también le ha confirmado esa noticia.

"Estoy satisfecho de que el Gobierno alemán haya anunciado que enviará un millón de mascarillas a Italia", continuó el político francés, quien destacó que seguirá "de cerca" el suministro de material a Italia.

Indicó, además, que desde Bruselas también están tratando otras prohibiciones y restricciones a las exportaciones aplicadas por otros países europeos.

Igualmente, aseguró que el Ejecutivo comunitario pretende garantizar que los ciudadanos y todo el personal sanitario tenga acceso a mascarillas y otros equipamientos de protección, dispositivos médicos y productos farmacéuticos.

"Nuestros esfuerzos ya están dando resultados", constató Breton.

SENTIDO COMÚN Y SOLIDARIDAD

El propio ministro italiano de Desarrollo Económico, Stefano Patuanelli, declaró hoy en un comunicado que el desbloqueo de las exportaciones de mascarillas y otros productos de protección personal por parte de Alemania y Francia es "un signo de sentido común y solidaridad europeos que forma parte de la colaboración leal entre Estados miembros, sobre todo, ante una emergencia como la que estamos viviendo".

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ya había adelantado el viernes que los Gobiernos de Francia y Alemania estaban dispuestos a cambiar las restricciones que habían impuesto a las exportaciones de material médico para que pueda llegar a los centros sanitarios y personal médico que más lo necesite en otros Estados miembros.

La presidenta de la CE afirmó que había estado en contacto con los Ejecutivos de estos y otros países y le habían transmitido que "están dispuestos a ajustar sus medidas nacionales como (la CE) ha pedido.

"El mercado único debe seguir funcionando. No es bueno que los Estados miembros tomen acciones unilaterales porque causa un efecto dominó y evita que el material que se necesita urgentemente llegue a los hospitales, pacientes y personal médico", advirtió Von der Leyen.