EFELondres

Las detenciones efectuadas con relación a delitos de terrorismo en el Reino Unido alcanzaron la cifra récord de 400 durante los 12 meses anteriores hasta el pasado septiembre, según datos divulgados hoy por el Ministerio británico de Interior.

Se trata del dato más alto registrado acerca del número de sospechosos vinculados a ofensas de este tipo desde 2001 y refleja un incremento del 54 % frente al año previo.

La subida se debió parcialmente al elevado número de arrestos realizados en el Reino Unido tras los ataques cometidos en Londres y en Manchester durante los pasados meses.

Este país registró el 22 de marzo de 2017 un ataque en el Puente de Westminster y frente al Parlamento británico, en Londres, con 5 muertos; otro el 22 mayo en la ciudad de Manchester, con 22 víctimas, y el 3 junio fue de nuevo blanco del terrorismo con un atentado en el Puente de Londres y el mercado de Borough, con 8 fallecidos.

El pasado 15 de septiembre se produjo otro ataque en una estación de metro de Londres, que dejó 18 heridos, y otro tuvo lugar el 19 junio al lado de una mezquita de Londres, cuando una furgoneta arrolló a un musulmán e hirió a otras diez personas.

Según la información difundida hoy, las detenciones incluyen 64 arrestos llevados a cabo con relación a los actos violentos ocurridos en Westminster (12), Manchester (23), el Puente de Londres (21), el barrio londinense de Finsbury Park (1) y la estación de metro londinense de Parsons Green (7).

"Como resultado, el número de detenciones durante el año que terminó el 30 de septiembre fue el más elevado desde que comenzaron a registrarse esos datos", señala hoy un boletín oficial de Interior.

Las cifras reveladas muestran además que de los arrestos realizados durante el año, 115 resultaron de una acusación formal, 97 sospechosos fueron acusados de delitos de terrorismo, 213 detenidos quedaron en libertad sin ningún cargo y 60 fueron liberados bajo fianza.

De ese número, otros 11 se enfrentaron a algún tipo de "medidas alternativas", y solo 1 caso quedó pendiente.

De la cifra, Interior apuntó que 58 detenidos fueron mujeres, otro número considerado récord.

El secretario de Estado británico de Seguridad, Ben Wallace, dijo hoy que "toda la sociedad debe unirse ante el desafío que plantea la amenaza terrorista".

"Los ciudadanos deben permanecer alerta pero no alarmados y denunciar cualquier sospecha que tengan sobre actividades o comportamientos poco habituales a las autoridades pertinentes", señaló.