EFEMadrid

Interreg, instrumento regional clave de la cohesión europea, ha sido "uno de los principales impulsores de la creación de confianza a través de las fronteras, lo que tiene un valor incalculable desde un punto de vista político, económico y social", afirmó la comisaria para la Cohesión y las Reformas de la Unión Europea (UE), Elisa Ferreira.

"Como comisaria designada recientemente para la Cohesión y las Reformas y como portuguesa, con un gran afecto por España, tengo el gran honor de participar en el lanzamiento de las celebraciones durante 2020 para conmemorar los 30 años de Interreg", dijo Ferreira en la inauguración este jueves del Foro "Historias Ibéricas de cohesión europea" en la sede de EFE, con la colaboración de Lusa y del Programa Operativo de Cooperación Transfronteriza España-Portugal (POCTEP).

INTERREG HA AYUDADO A MEJORAR LA COOPERACIÓN HISPANOLUSA

En una alocución en vídeo para este evento, Ferreira señaló que ha sido "testigo" de la "transformación de las comunidades transfronterizas" entre España y Portugal gracias a los proyectos Interreg, en los que trabajó en los primeros años de su vida profesional.

Con tres décadas de historia, los programas europeos Interreg se dividen en tres grandes grupos: cooperación transfronteriza, transnacional e interregional. En este período 2014-2020 están operativos unos 80 en la UE.

Los más numerosos, unos 60, son los transfronterizos, como el POCTEP, un ejemplo de cohesión europea entre los dos países de la península ibérica a ambos lados de la frontera entre Portugal y España, que es -recordó la comisaria- una de las más antiguas del mundo" y "la que está definida hace más tiempo en la UE".

"Los programas Interreg que han actuado en La Raya (como también se conoce a la frontera hispanolusa) durante las últimas décadas han contribuido a mejorar la cooperación transfronteriza en las zonas marítimas y terrestres" de España y Portugal, añadió Ferreira.

En su opinión, todos los programas Interreg "están respondiendo a los importantes desafíos a los que se enfrentan las zonas de frontera y más allá, pues abordan el cambio climático, las preocupaciones medioambientales, como la biodiversidad, la protección de las zonas naturales, la gestión del agua, los incendios forestales, la desertificación, la despoblación rural, la energía renovable ..."

ESPAÑA Y PORTUGAL, VULNERABLES AL CAMBIO CLIMÁTICO, DEBEN ACTUAR CONJUNTAMENTE

Por lo que se refiere al "desafío apremiante" del cambio climático, "España y Portugal están entre los Estados miembros de la UE más vulnerables y la cooperación ayuda a abordar está cuestión de forma conjunta", aseguró.

Pero, más allá de los proyectos que contribuyen a hacer frente a retos concretos, Interreg "ha sido uno de los principales impulsores de la creación de confianza a través de las fronteras, lo que tiene un valor incalculable desde un punto de vista político, económico y social", hizo hincapié la comisaria para la Cohesión y las Reformas.

"Ha acercado a los ciudadanos españoles y portugueses a trabajar juntos por objetivos comunes, conocer a nuestros vecinos es un elemento importante, con un impacto a largo plazo, especialmente cuando se trata de capacitar a nuestras generaciones jóvenes para construir su futuro en Europa", añadió.

Y es que, continuó Ferreira, los logros de Interreg en los últimos 30 años son "muchos".

Entre otras, la socialista portuguesa citó la reducción de "numerosas barreras que obstaculizan los intercambios entre las personas que viven en regiones fronterizas" o la creación de "diversas formas de cooperación, como las agrupaciones europeas de cooperación territorial que se han creado especialmente en Portugal y España", como las eurociudades o las eurorregiones.

UNA UE "MÁS COHESIONADA"

Interreg, además, se han ampliado "más allá de las fronteras de la Unión Europea" para desarrollar "la cooperación en espacios más amplios, como la cuenca mediterránea y el espacio atlántico, donde el fomento de la confianza es de vital importancia", destacó.

Sin embargo, "aún queda mucho por hacer", reconoció Ferreira, y citó especialmente "el desarrollo de una Europa más justa, más verde para todos los ciudadanos y la reducción de los obstáculos administrativos y jurídicos a los que se enfrentan los ciudadanos en las regiones fronterizas".

Y, por último, aseguró que la Comisión Europea está "más determinada que nunca" a que la próxima generación de programas Interreg siga "contribuyendo a una Unión Europea más cohesionada en beneficio de todos nuestros ciudadanos".