EFEMadrid

La Dirección General de Tráfico (DGT) niega que haya atascos por el desplazamiento de vehículos no esenciales y asegura que las retenciones son fruto de los nuevos controles que han implementado con motivo de la Semana Santa.

"La gente no está yéndose a segundas residencias, solo que los pocos que se mueven tienen que pasar por el control y a muchos les ha pillado de regreso a casa", han asegurado desde Tráfico.

La Guardia Civil ha establecido en las carreteras 150 controles fijos tanto de día como de noche para evitar desplazamientos no permitidos esta Semana Santa, a los que se sumarán la vigilancia móvil y la que dispongan el resto de cuerpos policiales.

Este incremento de controles está provocando que haya algunas retenciones en las zonas donde se han establecido, ya que se produce un estrechamiento de carriles.

Según ha informado la DGT, hay varias carreteras dirección salida de Madrid que están sufriendo retenciones, como la A3, con medio kilómetro de atasco; la A5, con un kilómetro; o la A6, con dos kilómetros.

Asimismo, también se han visto afectadas por los controles la A2, con 800 metros de coches parados.

Desde Tráfico vuelven a apelar a la responsabilidad ciudadana y a que todos nos quedemos en casa, porque cuantos menos desplazamientos se produzcan, antes podremos acabar con la pandemia, resalta.