EFEMadrid

La Fiscalía Provincial de Madrid estudiará la denuncia presentada por el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, por los supuestos delitos de amenazas, injurias y delitos de odio que sufrieron miembros de Cs en el transcurso de la manifestación del Orgullo 2019.

Ciudadanos presentó el pasado 10 de julio una denuncia ante la Fiscalía General del Estado pero esta institución informa de que la ha remitido a la Fiscalía de Madrid por ser la competente para conocer de los hechos que se produjeron en la capital.

Rivera señaló que se produjeron "agresiones, insultos y vejaciones" a simpatizantes de Ciudadanos durante esta manifestación, y se vieron "imágenes lamentables y deplorables", que constituyen un "sectarismo preocupante".

El líder de la formación naranja reclamó la dimisión del ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, por decir que era ilusorio pensar que no tendría consecuencias "pactar con quien de una forma descarada, incluso obscena, trata de limitar los derechos humanos", en referencia a los acuerdos con Vox en el Ayuntamiento de Madrid.

Y acusó al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, de "sembrar el sectarismo" en España y de "querer volver a la trincheras ideológicas" por mantener a este ministro.