EFENueva Delhi

La India celebró hoy al Día de la República con el presidente francés, François Hollande, como invitado especial al tradicional desfile militar, un acto encabezado por el primer ministro indio, Narendra Modi, y que estuvo cargado este año de guiños hacia Francia.

El quinto presidente francés en recibir la deferencia de ser invitado al Día de la República fue el invitado de honor al acto con que la India conmemora cada 26 de enero la entrada en vigor de la Constitución en 1950 y que en esta ocasión contó con varias particularidades.

Entre ellas, la simbólica presencia del 35 Regimiento de Infantería del Ejército de Francia, que se convirtió hoy en el primer cuerpo armado extranjero en participar en la celebración desde su inicio en 1950.

El presidente de Francia, que sucede como invitado de honor al estadounidense Barack Obama, fue invitado por Modi a asistir al acto a las pocas horas de los atentados de París en noviembre, que dejaron 130 muertos, en un gesto de solidaridad por parte de un país que tiene en la lucha contra el terrorismo una de sus principales preocupaciones.

Hollande fue recibido ceremonialmente por el presidente indio, Pranab Mukherjee, para después reunirse en la tribuna de autoridades con Modi.

Antes, el primer ministro había depositado una ofrenda a los mártires de la patria en la Puerta de la India, un monumento que recuerda al Arco del Triunfo de París y que homenajea a soldados como los que murieron en Francia durante al Primera Guerra Mundial.

Modi, ataviado con un vistoso turbante que acostumbra a lucir en actos solemnes, y el presidente francés contemplaron el paso de armamento y tropas, entre ellas los 76 miembros del 35 Regimiento de Infantería del Ejército de Francia, que hace algo más de dos siglos luchó contra los británicos en el subcontinente indio en defensa de colonias francesas.

Además del colorido de un contingente en camello o de una brigada canina, la India mostró parte de su músculo militar con los tanques T-90M Bhishma, de origen ruso pero bautizados así en la India en recuerdo de un guerrero de la mitología hindú, vehículos anfibio BMP II Sarath y lanzamisiles Smerch, o misiles BrahMos y Akash, según datos del Ministerio de Defensa indio.

India, primer importador mundial de armamento, mostró su potencial militar en el desfile, que incluye el paso a baja altura de aviones de combate de sus Fuerzas Aéreas sobre la avenida Rajpath o Camino del Rey en el centro de Nueva Delhi.

La defensa ha centrado buena parte de la visita de Hollande, la primera que hace al exterior tras la Cumbre Mundial de Cambio Climático COP21 de París en diciembre.

La India y Francia firmaron ayer un memorando de entendimiento para la compra de 36 cazas franceses Rafale, aunque quedan pendientes flecos financieros del acuerdo.

El dirigente galo concluirá esta tarde su estancia de tres días, que ha estado rodeada de grandes medidas de seguridad y en la que la lucha antiterrorista ha sido otro de los asuntos destacados de las reuniones entre Modi y Hollande.