EFESevilla

La lluvia ha obligado a suspender la procesión de las siete hermandades del Viernes Santo sevillano, sobre todo por una fuerte tromba de agua que ha descargado por espacio de casi dos horas sobre la capital hispalense.

La situación ha hecho que se queden sin salir la Carretería, la Soledad de San Buenaventura, El Cachorro, La O, San Isidro, La Mortaja y Montserrat, tras pedir algunas de ellas, como La O, una hora de moratoria para realizar su estación de penitencia, sin que haya sido posible finalmente salir a la calle.

Ayer jueves tampoco salieron cuatro cofradías y sólo pudieron hacerlo las tres que tenían prevista su salida más tarde, pese a lo cual la retrasaron una hora sobre el horario previsto para librarse de la lluvia, mientras que la "Madrugá" no se ha visto afectada pese a los pronósticos iniciales.

Para mañana sábado está previsto que se realicen cinco cortejos procesiones, los de El Sol, Servitas, La Trinidad, El Santo Entierro y la Soledad, mientras que el domingo se cerrarán los desfiles procesionales sevillanos con el recorrido de La Resurrección.