EFECopenhague

La policía danesa informó esta mañana que no ve indicios de terrorismo y mantiene la acusación de homicidio contra el sospechosos detenido ayer en relación con el tiroteo en un centro comercial en Copenhague que dejó tres muertos y cuatro heridos graves.

En una rueda de prensa, el inspector jefe de la policía de Copenahgue, Søren Thomassen, señaló que el detenido, un ciudadano danés de 22 años que, al parecer, tiene problemas psiquiátricos, actuó sólo y que la acción fue premeditada, aunque todavía se desconocen los motivos.