EFEMadrid

La mejora de actividad económica y el alivio de las restricciones asociadas a la pandemia han impulsado los datos de empleo en julio hasta lograr una afiliación récord y el mayor descenso mensual del paro de toda la serie histórica.

Según los datos publicados este martes por los Ministerios de Trabajo y de Seguridad Social, la ocupación aumentó en julio en 91.451 personas, lo que situó la afiliación a la Seguridad Social en una media de 19.591.728, la mayor de la serie histórica.

También los datos de paro registrado en las oficinas del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) han sido positivos, al cerrar en 3.416.498, la cifra más baja desde el inicio de la pandemia, tras experimentar la mayor reducción en un mes de toda la serie histórica: 197.841 personas, un 5,47 %.

Los secretarios de Estado de Empleo, Joaquín Pérez Rey, y Seguridad Social, Israel Arroyo, han relacionado estos buenos datos de empleo con la reducción de las restricciones y las mejores expectativas económicas, aunque ambos han subrayado que la evolución es más parecida a la de antes de la pandemia que a una simple reactivación como la observada el verano pasado.

AFILIACIÓN RÉCORD

Julio ha sido un mes "inequívocamente bueno" en afiliación, según Arroyo, con récord en términos brutos y que, en términos desestacionalizados, alcanza las 19.400.964 personas (133.049 más que en junio), el dato más alto desde antes de la pandemia.

Se trata, además, de una "recuperación genuina" y no solo de la reincorporación de "trabajo embolsado" por las restricciones, como muestra la buena evolución de sectores como la industria, que ya tiene más afiliados que antes de la pandemia.

Aun así, las actividades que más afiliados suman en julio son las más afectadas por las restricciones, hostelería (69.079 afiliados más, un 5,69 %) y comercio (44.476 más, un 1,84 % más), junto con las actividades sanitarias (49.795 más, un 2,92 % más), mientras que la educación pierde 109.432 ocupados por el fin del curso.

El régimen general sumó 87.124 nuevos afiliados, hasta un total de 16,2 millones -pese a los retrocesos de los sistemas especial agrario (52.280 afiliados menos) y del hogar (1.998 menos)-; el de autónomos, 1.978, hasta 3,32 millones, y el del mar, 2.348, hasta 66.467.

En julio, el empleo creció con fuerza en Baleares (un 4,4 %), Cantabria (2,74 %) y Castilla y León (1,43 %), mientras que se redujo en seis comunidades y las dos ciudades autónomas (Ceuta y Melilla).

EL PARO VUELVE A NIVELES DE ANTES DE LA PANDEMIA

"Nunca se habían producido datos tan espectaculares" de reducción del paro, ha celebrado Pérez Rey, que ha destacado que este descenso abarca todos los sectores y se centra especialmente en los servicios, que son los que más han sufrido la pandemia.

El paro en los servicios se redujo en 133.658 personas, un 5,29 %, el mayor descenso seguido de personas sin empleo anterior (31.991, un 9,46 %), industria (13.158, un 4,6 %), construcción (10.154, un 3,62 %) y agricultura (8.880, un 4,82 %).

El paro bajó más entre las mujeres (104.891 desempleadas menos) que entre los hombres (92.950) y en se redujo en todas las comunidades autónomas, sobre todo en Andalucía (69.159 parados menos), Cataluña (37.548) y Canarias (20.374).

Sin embargo, Pérez Rey ha admitido que la reducción del desempleo se basa en contratos temporales -solo un 9 % de los 1.838.250 contratos firmados en julio eran indefinidos-, por lo que ha subrayado su intención de avanzar hacia la reducción de la temporalidad.

ERTE

En julio también continuó a la baja el número de trabajadores afectados por un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE), hasta los 331.486, la cifra más baja desde el inicio de la pandemia, inferior a la de junio en 56.719 personas en términos de alta y en 116.334 en términos de fecha de notificación.

Los sectores con un volumen más elevado de sus trabajadores en ERTE son los vinculados al turismo, como las agencias de viajes y operadores turísticos (39,77 % del total) o el transporte aéreo (22,40 %), al igual que ocurre con la distribución geográfica, con Las Palmas como provincia más afectada (un 8,58 % de sus afiliados en ERTE).

REACCIONES

La portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, ha considerado que los datos de empleo prueban que "estamos despegando en la recuperación" y ha instado a trabajar para modernizar el país.

Por su parte, los sindicatos CCOO y UGT han advertido de que los buenos datos de empleo de julio están basados en la temporalidad y la precariedad, mientras que los autónomos han pedido mantener las medidas de apoyo y la CEOE ha reclamado prudencia ya que la evolución está marcada por la pandemia.