EFEBruselas

Con la Unión Europea convertida en el epicentro mundial de la pandemia de coronavirus y la desconocida variante ómicron acechando, muchos Estados miembros están reforzando las restricciones para contener los contagios ante la inminente llegada de Navidad, estrategia que respalda la Comisión Europea.

"Una acción contundente ahora nos ayudará a mantener los niveles de trasmisión bajos, a aliviar la carga sobre el sistema sanitario y mantener a la mayoría seguros durante estas fiestas", trasladó este martes en Bruselas la directora del ECDC, Andrea Ammon, al consejo de ministros de Sanidad de los países de la UE.

En la misma sesión, la comisaria europea de Sanidad, Stella Kyriakides, llamó también a las capitales a "mantener o recuperar medidas de salud pública inteligentes y específicas".

"Con la llegada del período navideño, hacer llegar este mensaje a los ciudadanos requerirá una reflexión cuidadosa", avisó Kyriakides, quien agregó que las restricciones que han ido proliferando en los últimos días en distintos países son complementarias medidas, como el uso de las mascarillas o el respeto a la distancia física.

Francia ha cerrado las discotecas, Irlanda impone desde hoy nuevas restricciones al sector hostelero y del ocio, Países Bajos ha cerrado todas las actividades no esenciales a partir de las cinco de la tarde y Bélgica ha prohibido las reuniones privadas en interiores.

Todos esos países, con alta incidencia acumulada, se mueven en tasas medias de vacunación con pauta completa de entre el 69 % y el 76 % del total de la población, mientras que la media del conjunto de la UE es sólo del 66,4 %, según datos del ECDC.

Algunos países donde los ratios son bajos, como Alemania (68 %) o Austria (59,6 %), aunque también Italia con un 73,3 %, están dirigiendo las restricciones especialmente hacia los no vacunados.

"Es muy importante que haya una diferencia entre los que están vacunados y los que no en el día a día: en los restaurantes, el transporte, en cualquier lado", declaró a la prensa el ministro de Sanidad alemán, Jens Spahn.

La vacunación es notablemente más baja en el este que en el oeste de la UE, con Eslovaquia, Croacia, Polonia y Eslovenia por debajo del 55 %, Bulgaria con el 25 % y Rumanía con el 38 %. Bucarest está derivando pacientes a hospitales de otros Estados miembros.

"La emergencia de la variante ómicron destaca claramente la urgente necesidad de vacunar", señaló Kyriakides.

ÓMICRON

En 23 países de la UE y países asociados se han identificado al menos 623 casos de la variante ómicron.

"De momento, no hay casos graves ni muertos entre los casos detectados, pero todavía es pronto para pronunciarse sobre cuál es el nivel de peligrosidad", dijo la máxima responsable del ECDC.

Los "datos" preliminares de Sudáfrica y del Reino Unido sugieren que ómicron cubriría "el 50 % de las infecciones en los próximos meses en la UE", donde "la situación ya es preocupante con la variante delta", dijo Ammon.

RESTRICCIONES DE VIAJES

"No veo hoy en día que tengamos que restringir los viajes dentro de la UE", dijo a su vez el ministro alemán, que resumió el sentir de los Veintisiete, quienes pese a la cepa ómicron no pidieron limitaciones internas, como la prueba PCR negativa que exige Portugal además del certificado de vacunación.

Pero tampoco descartaron aplicar frenos en caso de deterioro epidemiológico y se mostraron favorables a seguir coordinando medidas fronterizas para contener la entrada de nuevas variantes en la UE.

DOSIS ADICIONALES

En la misma comparecencia, tanto los países como las instituciones subrayaron la importancia de generalizar las dosis de refuerzo, y la directora ejecutiva de la Agencia Europea del Medicamento (EMA), Emer Cooke, indicó que una inyección "distinta de la inicial parece muy eficaz".

NIÑOS VACUNADOS

Las vacunas de Pfizer-BioNTech adaptadas para niños de entre 5 y 12 años, colectivo que en países como Bélgica concentran los focos de contagios, empezarán a llegar a los Estados miembros el 13 de diciembre. España, por ejemplo, empezará a inmunizar a partir del día 15 de diciembre, y Francia empezará el 20.

COMPRAS CONJUNTAS

Una docena de Estados miembros, con apoyo específico de España, Alemania, Países Bajos, Italia, Letonia o Dinamarca, pidieron un sistema de compras conjuntas de medicamentos contra la covid similar al que la Comisión articuló para aprovisionar a la UE de vacunas.

"Es la mejor cara de la Unión Europea y vamos a repetirlo con los fármacos", dijo la comisaria de Sanidad.

SOLIDARIDAD INTERNACIONAL

"El virus no conoce fronteras, necesitamos vacunación global", dijo el ministro de Eslovenia, Janez Poklukar, cuyo país ejerce la presidencia rotatoria del Consejo de la UE, en un mensaje que refuerza el objetivo de Bruselas de convencer a los países desarrollados para elevar la vacunación mundial del 44 % al 70 % para mediados de 2022.