EFEZaragoza

El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, ha asegurado este martes que no le temblará la mano para tomar "decisiones duras" en la lucha contra la covid-19 ni escatimará "un euro" en beneficio de la salud de los aragoneses.

Así se ha pronunciado ante los medios en el acto de entrega del premio de las Letras Aragonesas, en su primera comparecencia pública tras haber permanecido varios días ingresados por una prostatitis.

Lo ha hecho un día después de que el Consejo de Gobierno aprobara un decreto ley que establece tres estados de alerta relacionados con la covid-19 y por el que toda la Comunidad ha entrado, desde este lunes, en la fase de alerta 2.

Para Lambán, Aragón, y todo el país, está atravesando "momentos muy complicados" con datos "espeluznantes", como el de hoy, con 740 nuevos contagios en la comunidad, que requieren "tomar medidas duras y contundentes".

La fórmula por la que ha que optado el Gobierno de Aragón, ha dicho, "en modo alguno trata de desafiar o contradecir" al Tribunal Superior de Justicia de Aragón, que ha echado atrás en otras ocasiones confinamientos perimetrales propuestos por el ejecutivo.

Ahora, el decreto ley aprobado permitirá al Gobierno de Aragón tomar medidas como los confinamientos y "llevar el timón de la lucha contra la pandemia", siempre teniendo en cuenta criterios "estrictamente sanitarios".

Lambán ha insistido en que no pretende criticar el TSJA, que actúa "conforme a derecho", pero ha defendido que su Gobierno no podía esperar a que las cosas se clarificaran a través de procesos legislativos en el Congreso, "porque el virus no da tregua y hay que tomar decisiones".