EFESaná

El Gobierno yemení y los rebeldes chiíes hutíes, que continúan reunidos en las consultas de paz en Suecia, se han intercambiado una lista de más de 16.000 presos para estudiar en un plazo de dos semanas un posible canje que se llevaría a cabo en enero, informaron hoy fuentes de ambas delegaciones.

"En la lista de canje de presos, el Gobierno legítimo presentó 8.576 nombres que incluyen políticos, periodistas, trabajadores de derechos humanos, activistas y mujeres que habían secuestrado las milicias (hutíes) desde sus hogares y sedes de sus trabajos", dijo hoy el ministro de Información del Gobierno yemení, Muamar al Eryani, en su cuenta oficial de Twitter.

Indicó, además, que "la lista de la milicia hutí incluye a 7.487 cautivos de guerra que cayeron en las manos del Ejército nacional mientras estaban combatiendo en sus filas", lo que suma un total de 16.063 presos.

Pero, precisó que "esta lista está abierta para agregar" nuevos nombres en los que hay "presos y desaparecidos forzosos de todas las partes y componentes políticos", siempre "según las instrucciones" del presidente del Gobierno yemení, Abdo Rabu Mansur Hadi, exiliado en Riad.

Por su parte, el responsable del tema del intercambio de los presos en la delegación hutí, Abdelqader al Mortada, señaló desde Suecia a diferentes canales yemeníes pertenecientes a los rebeldes que "el intercambio definitivo, global y completo de todos los cautivos y presos será el día 19 de enero".

Apuntó que "las dos delegaciones deben presentar cualquier aclaración durante las próximas dos semanas a partir del día de hoy sobre el paradero de los desaparecidos", así como que estudiarán los nombres incluidos en ambas listas.

"Se intercambiarán todos los presos, sean mayores o jóvenes de las partes yemeníes", aseveró, y añadió que también habrá cautivos de los países de la coalición árabe, liderada por Arabia Saudí, "sea dentro del Yemen o en los países que forman parte de la alianza militar".

Reveló, por último, que se realizará "en una sola tanda y al mismo tiempo".

Ambas partes acordaron, según Al Mortada, que los presos sean trasladados y se reúnan en los aeropuertos de la ciudad yemení Seiyún (este) y Saná con aviones del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), quien supervisará el proceso, según anunció el propio comité el pasado 6 de diciembre.

Las conversaciones, auspiciadas por la ONU, que se desarrollan desde el pasado 6 de diciembre en Rimbo, al norte de Estocolmo, se producen después de que la ONU fracasara al reunir a las partes en Ginebra el pasado septiembre por la ausencia de los hutíes debido a la "falta de garantías" para regresar al Yemen.

La coalición árabe, que apoya al Gobierno yemení, controla el espacio aéreo yemení y los hutíes lo acusaron de bloquearlos durante tres meses en Omán tras volver de las últimas consultas de paz, que tuvieron lugar en Kuwait en 2016.

La guerra en el Yemen comenzó a finales de 2014 cuando los hutíes, que cuentan con el respaldo de Irán, se hicieron con el control de Saná y el conflicto se generalizó en marzo de 2015 con la intervención de la coalición árabe, a la que suministran armas Estados Unidos y otros países occidentales.