EFEBeirut

El Gobierno libanés confirmó este viernes la detección del primer caso de coronavirus COVID-19 en el país en una mujer libanesa que llegó anoche a Beirut procedente de la ciudad iraní de Qom, donde se han registrado las dos primeras víctimas mortales en Irán.

El ministro libanés de Sanidad, Hamad Hasan, aseguró hoy en una rueda de prensa que la mujer, de 45 años, se encuentra en "buen estado" en el hospital y que, por el momento, hay otros dos casos sospechosos de personas que se encuentran en cuarentena en sus casas.

El Líbano es el tercer país árabe que detecta casos de coronavirus, después de Emiratos Árabes Unidos y Egipto.

Hasan alentó a las personas que han llegado en el mismo avión con la mujer de Irán a Beirut "a permanecer en cuarentena en sus propias casas" al menos 14 días y de encontrar algún signo para comunicarse con las autoridades.

Anunció que se creará "una sección especial en el Hospital Universitario de Rafic Hariri para aislar a los pacientes" de la neumonía y donde se encuentra ahora en cuarentena la libanesa afectada.

El ministro concluyó que hasta el momento no se suspenderán los vuelos desde Irán.

El Ministerio de Salud de Irán informó este viernes de que hay 13 nuevos contagios, de los cuales dos enfermos han muerto, y explicó que la mayoría de los nuevos infectados son residentes de Qom o ciudadanos que han viajado recientemente a esta ciudad.

China, epicentro del coronavirus, ha elevado hoy a 2.236 a los fallecidos en el país y acapara en torno al 99 % de los infectados en el mundo.

La mayoría de los fallecimientos se han producido hasta la fecha en China, aunque también ha habido casos en Taiwán, Japón, Francia, Filipinas y Hong Kong, mientras que en una treintena de países se ha diagnosticado el COVID-19 a algún enfermo.